Cinco razones por las que la transformación cloud está a punto de despegar

Empresas, EXPANSION

He aquí una estadística extraordinaria: menos del 10 por ciento de las cargas de trabajo de computación de las empresas se han trasladado a la nube.

¿Cómo se pone eso en perspectiva? Migrar a la nube es un viaje – más una maratón que una carrera de velocidad- y la gran mayoría de las compañías están todavía en las etapas más tempranas de ese trayecto.

A pesar de esto, también está claro que el camino para la transformación digital está ahora acelerándose tremendamente. Y eso tiene mucho sentido. La nube cambia casi todo lo que conocemos en torno a los negocios y las tecnologías, al trabajo y a la vida. Modifica la forma en que las empresas funcionan y cómo trabajan las personas, creando nuevas vías para suministrar tecnología y servicios, y construyendo nuevas aplicaciones y modelos de distribución. La nube crea nuevos modelos de contratación que ofrecen experiencias excepcionales. En un mundo donde las compañías y los empleados son cada hora más móviles y sociales, la nube crea nuevas formas de colaboración entre las personas a lo largo de un camino que no existía hasta ahora. Esto proporciona nuevos conocimientos que nos permiten explorar, descubrir, innovar e impulsar un cambio positivo en todas las empresas e industrias.

Para los líderes de TI, el desafío es encontrar su propio camino hacia la nube, en base a sus propias necesidades específicas. Afortunadamente, las recientes innovaciones pueden facilitar la creación de una ruta personalizada y realista hacia la nube.

A continuación se presentan cinco razones por las que creo que las organizaciones inteligentes obtendrán grandes beneficios por abrazar la computación en nube.

1. Cloud ofrece más opciones

Los clientes pedirán opciones cuando se trata de la nube – nube pública, privada o híbrida, y la habilidad para gestionar todas las cargas de trabajo de forma idéntica en todos esos entornos. No hay una talla única cuando se trata de la nube. Algunas cargas de trabajo subirán y se desplazarán a una plataforma o infraestructura cloud. En otros casos, las compañías querrán hacer desarrollos y pruebas en la nube pero se moverán a un entorno idéntico on-premise para producción. Otros podrían querer la flexibilidad de pago por uso de los servicios cloud, gestionados por un proveedor, pero con el hardware físico residiendo en su centro de datos, debido a cuestiones regulatorias. Cuando se trata de la nube, la elección y la flexibilidad impulsarán la adopción.

2. Cloud = más que la suma de las partes

Cuando nos fijamos en el modo en que las compañías se acercan al cloud, no es raro ver que se han puesto en funcionamiento múltiples aplicaciones de distintos fabricantes, reproduciendo un modelo que ya existía en la tecnología on-premis, de modo que se recrea el problema de los silos de información. Espere. ¿No se supone que la nube está para facilitar las cosas? Así es y puede hacerse. Pero lo que se requiere para cumplir ese objetivo es un entorno completamente integrado que se extienda por todos los niveles de la nube – IaaS, PaaS, and SaaS- y un conjunto de sistemas de ingeniería diseñados para la nube que sirva como base para la infraestructura cloud.

Creemos que una nube integrada desbloqueará la transformación cloud en todas las industrias, ya que elimina las barreras a la innovación. Cuando la tecnología puede trabajar junta para suministrar soluciones reales, cuando las aplicaciones se pueden integrar y extender para satisfacer nuestras necesidades, cuando la información de diferentes fuentes puede ser unificada para conseguir una visión real, cuando las personas pueden colaborar de modo transparente, cuando podemos acceder a aplicaciones e información segura desde cualquier localización y dispositivo, cuando podemos unificar las soluciones tradicionales on-premise y la nube, entonces la suma de las partes produce unos beneficios mucho más grandes que lo que se obtiene, simplemente, conectando diferentes piezas.

3. Seguridad como un facilitador, no como un elemento de disuasión

Hoy, la seguridad sigue siendo un motivo por el que algunas compañías evitan usar los servicios cloud. Los más agresivos adoptantes de la nube, sin embargo, están demostrando que hay que cambiar esa idea- dándose cuenta que la seguridad puede pasar de ser un elemento disuasorio a ser un facilitador para abrazar las tecnologías cloud. Esto se debe a que los proveedores de cloud tienen mucha más experiencia y recursos para mantenerse al día en el siempre cambiante panorama de las amenazas a los centros de proceso de datos. Una mediana empresa, por ejemplo, no tiene capacidad de construir seguridad de datos para servicios cloud en la capa de las aplicaciones, al nivel de la base de datos y el middleware e incluso al nivel del microprocesador al mismo tiempo. Los líderes de TI nunca renuncian a su estrategia de seguridad, no deberían. La operativa diaria de seguridad de información, sin embargo, consistirá en dejar cada vez más el problema de la seguridad en la nube sobre los hombros de los proveedores.

4. Cloud acelera la innovación

Tal vez algunas empresas tengan una aplicación on-premise que no han actualizado en dos o tres años. O puede ser que la hayan dejado de actualizar absolutamente. Sus departamentos de finanzas, cadena de suministro o recursos humanos podrían estar dependiendo de aplicaciones al borde de la obsolescencia. Trasladándose a plataformas cloud se acelera la innovación de varias maneras. Con cloud, las compañías pueden implementar nuevas aplicaciones en un término de semanas o meses, no en años. Con actualizaciones varias veces al año, los equipos siempre usan siempre la última versión del software, en lugar de permanecer siempre por detrás. En vez de gastar tiempo parcheando software y ejecutando aplicaciones obsoletas en los servidores, los equipos de TI pueden dedicar su tiempo a ayudar a RRHH, finanzas u otros equipos para sacar el mayor provecho de las nuevas caraterísticas, datos y análisis. Así es cómo la innovación echa raíces en una organización y llega a ser parte de la cultura.

5. La flexibilidad de una nube abierta

Otro factor que impulsará la adopción del cloud será la flexibilidad que proviene de una nube abierta, la cual permitirá a las compañías usar el conjunto de habilidades y talento existente en todos los entornos y arquitecturas tecnológicas. Con este tipo de flexibilidad, las compañías son capaces de ejecutar todas las cargas de trabajo, y conectar todas las aplicaciones y datos. Tener opciones para mover los actuales entornos TI a los marcos modernos es fundamental para el crecimiento de la nube. En particular, las organizaciones requieren que sus plataformas cloud se acomoden a los estándares.

Creo que el éxito en la nube vendrá de la habilidad de cada compañía para forjar su propio camino único, porque en realidad, no existe un solo mapa en la nube. Nuestra misión como proveedores es ayudar a los clientes a descubrir estos caminos, independientemente de donde estén hoy. En última instancia, una solución integrada debe abarcar tanto on-premise como cloud, porque las aplicaciones y la información viven en ambas -y potencialmente coexistirán durante años. Los clientes necesitan flexibilidad para moverse sin problemas entre ambos entornos.

Steve Daheb

Vicepresidente Senior, PaaS & IaaS, Business Groups, Oracle

Leave a comment

Back to Top