Las cuatro dimensiones de la Transformación Digital

Empresas, EXPANSION

No es fácil dar una definición única de qué se entiende por Transformación Digital, porque ésta ha de estar siempre enmarcada en una estrategia de negocio específica y con objetivos concretos de cada organización. Al final, esos objetivos de negocio han de perseguir, siempre, el crecimiento y la mejora del beneficio, o dicho de otra forma, incremento de ventas y eficiencia operacional.

Cualquier estrategia de transformación digital deberá contemplar esos objetivos finales de negocio y para ello, podrá actuar a varios niveles: desde el rediseño completo y disruptivo de los modelos de negocio, hasta la transformación de modelos operativos o de servicios, pasando por una mera optimización de procesos de negocio concretos o la digitalización de parte de un proceso o de los entornos de trabajo de los empleados, etc. Incluso un proyecto de transformación de las infraestructuras TIC corporativas puede estar incluido en esa estrategia, si persigue los mismos objetivos de negocio.

Son estos objetivos y la transformación del negocio lo que importa y no la utilización mayor o menor de las nuevas tecnologías (Cloud, Mobility, Big Data/Analytics, Social Business, Internet of Things, Security, etc.), que se presentan como elementos facilitadores para dar una respuesta ágil a los requerimientos de negocio. No hay que poner el foco en la tecnología, sino utilizarla para alcanzar los objetivos corporativos.

Ahora bien, cualquier transformación digital deberá contemplar, al menos, cuatro aspectos importantes: debe centrarse en el cliente, perseguir la eficiencia operacional, dar valor para el negocio a los datos y conseguir infraestructuras TIC estables, seguras y ágiles en responder a los requerimientos del negocio.

La Transformación Digital también es cosa de la Administración Pública

Este concepto de Transformación Digital es también aplicable al sector público, aunque con unos objetivos que ya no son de crecimiento y beneficio, sino de calidad de los servicios públicos, transparencia y eficiencia en costes (este último punto obligado por las limitaciones presupuestarias).

Pero además, la transformación digital en el sector público viene obligada por las Agendas Digitales -española y europea- y por un nuevo marco legal, que establecen plazos para la digitalización de la administración.

Ejes transformadores y líneas de actuación

Aparecen, por tanto, cuatro ejes de actuación en toda estrategia de transformación digital. Por un lado, el cliente, con la vista puesta en la omnicanalidad, en la mejora de la experiencia del cliente y en su fidelización.

Por otro lado hay que hablar de mejorar las operaciones, alineando el proceso con la consecución del objetivo de eficiencia. Este eje tiene que considerar la transformación del puesto de trabajo digital, de las plataformas corporativas para dotarlas de capacidad de respuesta ágil, análisis en tiempo real y mejora de la experiencia de usuario, y de los sistemas operacionales específicos para hacerlos converger -cada vez más- con los sistemas TI de gestión, así como la implantación de metodologías ágiles para el desarrollo y despliegue de aplicaciones.

El tercer eje transformador es el que tiene que ver con la gestión y el análisis en tiempo real de la información, con valor para el negocio. La implantación de tecnologías Big Data/Analytics que integran toda la información relevante -tanto interna como externa- y faciliten la toma de decisiones en tiempo real.

Finalmente, el cuarto eje de transformación afecta a las infraestructuras TIC y busca su gestión óptima con requerimientos y KPI de negocio, no tecnológicos. Se debe orientar la transformación hacia la búsqueda de la respuesta ágil a los requerimientos de negocio, pero también hacia la estabilidad y seguridad de las operaciones. En este eje se contemplan migrar a la Cloud las infraestructuras de Data Center, transformar las comunicaciones y la ciberseguridad.

IECISA y Oracle hacen realidad la transformación en las organizaciones

Las tecnologías de Oracle están presentes en cada uno de los ejes definidos por Informática El Corte Inglés, como las que aporta para gestionar todos los aspectos relacionados con el cliente y que abarcan los puntos clave en una relación continua.

Un ejemplo claro del segundo eje de transformación son las soluciones de gestión del talento. La plataforma Human Capital Management (HCM) proporciona a las empresas la inteligencia necesaria para capitalizar su activo más valioso, las personas.

Generamos conocimiento de valor a partir de los datos mediante la aplicación de tecnologías centradas en Big Data Appliance para la gestión de datos no estructurados. Oracle Exadata Database Machine para la gestión de los datos estructurados y Oracle Exalogic y Oracle Exalytics In-Memory Machine para prestar soporte de infraestructura a las soluciones de Business Intelligence.

Por último, con Oracle Cloud simplificamos las tareas de administración y gestión de infraestructuras facilitando a los clientes el acceso a la Nube y eliminando todos los obstáculos presentes especialmente, en entornos muy regulados. Oracle Cloud Machine es una alternativa que proporciona al cliente un conjunto de capacidades totalmente compatibles con Oracle Cloud, pero disponibles en sus propias instalaciones o centros de datos.

En definitiva, no es fácil dar una definición global y exacta de lo que es la Transformación Digital puesto que cada organización deberá definirla a partir de su propia estrategia de negocio. Sin embargo, sí que hay determinados enfoques, líneas de actuación, ejes de transformación y proyectos que son imprescindibles para hacer que la Transformación Digital aporte los beneficios que todos esperamos de ella.

Vicente Calzado

Director Adjunto de Informática El Corte Inglés

Leave a comment

Back to Top