Los grandes inversores lideran la inversión responsable

Mercados

Gestoras, entidades financieras y planes de pensiones dinamizan un mercado que se ha quintuplicado en seis años, hasta 170.000 millones de euros.

La inversión socialmente responsable (ISR), que integra los criterios ambientales, sociales y de gobernanza en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión, evoluciona de forma rápida y sostenida en España, creciendo en volumen y en calidad, aunque el mercado sigue dominado por los inversores institucionales. El informe La inversión socialmente responsable en España, elaborado por Spainsif y patrocinado por Cecabank, muestra que el patrimonio de los fondos gestionados con criterios ambientales, sociales y de buen gobierno alcanzó los 169.359 millones de euros en 2015, multiplicándose por cinco en los últimos seis años. Sólo entre 2013 y 2015, el volumen de activos gestionados en España creció un 16,3% respecto a 2013. En ese periodo, el mercado de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones subió un 13,6%.

Mercado

Esos casi 170.000 millones en activos bajo gestión que contemplan alguna estrategia ISR en sus políticas de inversión significan el 47% del total del mercado de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones en España.

A pesar del crecimiento, gestoras de activos, entidades financieras y planes de pensiones son el principal motor del mercado de la ISR en España. Sólo el 3% de la inversión procede de los inversores particulares o minoristas (retail), una tendencia que se mantiene en los últimos años. El informe señala que los inversores institucionales tienen interiorizado, para sus inversiones a largo plazo, que los aspectos sociales, ambientales y de gobierno (ASG) son componentes de riesgo a tener en cuenta, y que los impactos que se puedan derivar sirven para reforzar y consolidar las inversiones.

Los pioneros en el mercado español de la inversión responsable han sido los planes de pensiones de empleo y las gestoras que les prestan servicio, que cada vez tienen más interiorizada la ISR y contemplan los criterios ASG como parte del mandato fiduciario de los propietarios de activos.

Crecimiento del ‘retail’

El informe añade que el crecimiento de la inversión retail dependerá de factores a largo plazo como la educación financiera y la concienciación, pero también de la voluntad de los operadores del mercado financiero y de un marco regulatorio propicio, como en Francia. Este país ofrece ayudas públicas, tanto para las empresas como para la inversión, para promover la llegada de los inversores internacionales e incentivos fiscales a las inversiones sociales, además de la aprobación en 2015 de la Ley de Transición Energética, que incluye una etiqueta de carácter público para los fondos de inversión ISR.

En Europa

Los datos nacionales contrastan con las cifras de la inversión responsable en Europa. Según Eurosif, este mercado movió 20 billones de euros en 2015, un 18,3% más respecto a 2013, impulsado por países como Reino Unido, Francia y Holanda. En Reino Unido, el volumen de activos gestionados ascendió a 5,62 billones de euros, un 26,5% más; en Francia fue de 3,69 billones, un 29,3% más; y en Holanda de 3,26 billones de euros, con un aumento del 24,5%. Destaca entre 2013 y 2015 el crecimiento de países como Alemania, donde la inversión responsable subió un 394,5% en dos años, hasta 1,91 millones, y Suiza, donde lo hizo un 389%, con 2,87 millones.

La exclusión sigue siendo la principal estrategia de ISR en España, al igual que en Europa. Esta estrategia, centrada en eliminar de la cartera a aquellas empresas cuya actividad es contraria a la política de inversión (armas, tabaco, pornografía y nuclear, entre otras)gestionaba, a cierre de 2015, un patrimonio en España de 123.000 millones de euros, con una media del 74,6% del total de las inversiones ISR en los últimos cinco años.

En los últimos años se ha producido un desarrollo de la normativa vinculada con la ISR que ha incentivado este tipo de inversión. A nivel internacional, destaca la Directiva de información no financiera, que será aplicable en 2017 y modifica la legislación sobre contabilidad, con el fin de mejorar la trasparencia de las empresas, que tendrán que informar sobre estrategias, riesgos y resultados en políticas ambientales, sociales, laborales, de derechos humanos, de lucha contra la corrupción y apoyo a la diversidad en los consejos. En España, sobresale la Estrategia de Responsabilidad Social Empresarial, el nuevo Código de Buen Gobierno y el reglamento de planes y fondos de pensiones. Éste, modificado en 2014, dice que los fondos de pensiones deberán mencionar si, en su política de inversión, se tienen en cuenta o no los riesgos extrafinancieros que afectan a los activos de la cartera.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top