El Gobierno aprueba el Plan Movea de ayudas para la compra de coches propulsados por energías alternativas

Economia, Empresas, EXPANSION

El Gobierno ha aprobado un paquete de incentivos a la compra de vehículos propulsados por hidrógeno, el gas, los vehículos eléctricos, también bicicletas y a los modelos híbridos enchufables, al tiempo que señaló que fomentará las infraestructuras.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un Real Decreto que regula la concesión de ayudas para la compra de vehículos con energías alternativas y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, conocido como Plan Movea 2017.

El Plan Movea 2017 está dotado con 14,26 millones y estará vigente hasta octubre. Las ayudas oscilan entre los 500 euros para turismos y los 18.000 euros para la adquisición de autobuses y camiones, implicarán dar de baja un coche antiguo y excluye los vehículos tradicionales propulsados por gasolina y gasóleo.

El Plan Movea 2017 fomenta exclusivamente la compra de vehículos eléctricos, gas licuado de petróleo; gas natural comprimido y licuado; aquellos que se propulsan con pila de combustible de hidrógeno y motos eléctricas. Asimismo, fomenta la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en zonas de acceso público.

Ayudas según el vehículo

La cuantía de las ayudas se fija con diferentes baremos dependiendo del tipo de vehículo y del combustible utilizado. La ayuda será a partir de 500 euros (turismos y furgonetas), 5.000 euros para microbuses y camionetas y 18.000 euros para autobuses y camiones. Para las motocicletas la ayuda oscila entre 1.500 y 2.000 euros.

Descuento en puntos de venta

Los puntos de venta que deseen adherirse al Movea tendrán que aplicar un descuento adicional mínimo de 1.000 euros para todos los vehículos, excepto cuadriciclos (150 euros) y motos (sin descuento). En el caso de que el vehículo sea eléctrico, el punto de venta deberá comprometerse a facilitar la instalación de un punto de carga.

Puntos de recarga

Las ayudas para la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en zonas públicas podrán alcanzar un importe de hasta el 40% del coste, con un máximo de 1.000 euros por punto de recarga convencional, de 2.000 euros por punto de recarga semirrápida y de 15.000 euros por punto de recarga rápida.

Movilidad sostenible

El Plan Movea busca fomentar el “uso de vehículos propulsados con energías alternativas a los combustibles fósiles tradicionales, que están llamados a formar parte de la movilidad sostenible en el transporte, tanto en las ciudades como en las carreteras”, señala Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en un comunicado.

Reducir emisiones

“Debido a sus beneficios en materia de diversificación energética y reducción de la dependencia de los productos petrolíferos, así como por la reducción de emisiones de CO2 y de otras emisiones contaminantes y de efecto invernadero, este tipo de vehículos ayudan a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades y a disminuir la contaminación acústica, favoreciendo además el consumo de energías autóctonas, especialmente de fuentes renovable”.

Necesidades de la industria

La secretaría general de Industria y de la Pyme, Begoña Cristeto, ya adelantó ayer durante la celebración del 50 aniversario de Sernauto que el Gobierno estaba trabajando en un nuevo plan de incentivo a la compra de vehículos de energías alternativas. Con la aprobación del Movea se cubrirán las necesidades de la industria por lo menos hasta finales de año y afirmó que para 2018 “seguro que se consiguen más fondos”, dijo.

Leave a comment

Back to Top