España emite 8.000 millones con una demanda de 28.900

EXPANSION, Mercados

El Tesoro se ha acercado a los récords de demanda en una emisión sindicada de deuda al lanzar su nueva referencia a diez años.

El Tesoro ha lanzado su nueva referencia a diez años en un momento en el que, en el mercado secundario, el interés exigido a este plazo roza sus mínimos del año, por debajo incluso del 1,4%. Las caídas en el precio del petróleo han enfriado las expectativas de inflación, y la solución adoptada en Italia este fin de semana para paliar las alertas sobre sus bancos medianos apenas alteró ayer la primas de riesgo en la periferia.

La emisión sindicada, al margen del calendario ordinario, se enmarca en la última semana del semestre. La nueva referencia a diez años tendrá vencimiento en octubre de 2027, seis meses más que la referencia actual, que vence en abril de 2027.

El precio barajado inicialmente para la nueva deuda se situaba unos cinco puntos básicos por encima de la anterior referencia. Respecto al midswap, la prima sobre el índice de referencia para las emisiones de renta fija ha bajado desde los 75 barajados al inicio de la operación hasta los 70 puntos básicos finales. Con estos niveles el interés final de los bonos a diez años se sitúa por debajo de la barrera del 1,5%.

La firmeza de la demanda ha sido clave para rebajar los costes de financiación. Al cierre de los libros, las peticiones han alcanzado los 28.900 millones de euros. Este importe se acerca a los récords de demanda registrados en anteriores emisiones sindicadas.

En la última subasta extraordinaria de deuda a diez años, celebrada el pasado mes de enero, las peticiones se dispararon hasta los 34.000 millones de euros. El precio se situó en 77 puntos por encima del midswap, y el importe adjudicado alcanzó los 9.000 millones de euros.

A diferencia de las emisiones ‘ordinarias’, en las sindicadas se contrata a un grupo de bancos que coloca la deuda directamente a inversores, a un precio acordado, sin un proceso de subasta.

Esta circunstancia permite diversificar la base de inversores de deuda, puesto que existen muchos tipos de fondos de inversión, bancos o incluso fondos soberanos que no suelen comprar mediante las subastas habituales. El resultado suele ser un importe adjudicado mucho más elevado que en las ordinarias.

Para llevar a cabo la operación de hoy, el Tesoro ha recurrido a los servicios de Barclays, BBVA, Citigroup, Goldman Sachs, HSBC y Santander.

Leave a comment

Back to Top