Orange limitará el crecimiento de MásMóvil en el mercado de la fibra

Empresas, EXPANSION

El cuarto operador de telecomunicaciones solo puede alquilar, hasta octubre de 2019, un máximo de 250.000 líneas de fibra simultáneas a Orange en las 66 ciudades más pobladas de España.

El crecimiento futuro de MásMóvil, el cuarto operador español de telecomunicaciones, en el mercado español de servicios convergentes (banda ancha fija, móvil y TV) se puede ver limitado sustancialmente en un futuro inmediato, debido a las limitaciones establecidas por parte de Orange en el contrato que cerró con MásMóvil para que ésta pudiese acceder a la red de fibra de la filial de la multinacional francesa.

Ese contrato de MásMóvil con Orange, firmado el 7 de octubre de 2016, permite a la primera acceder a una parte de la red de fibra de Orange -en total alrededor de 6,5 millones de unidades inmobiliarias en toda España- que el grupo galo ha desplegado en España. Sin embargo, el contrato incluye una limitación por la cual MásMóvil sólo puede acceder a un máximo de 250.000 líneas activas simultáneas durante los tres primeros años desde la firma del pacto, en lo que se conoce como las zonas desreguladas del mercado, según han confirmado a EXPANSIÓN fuentes conocedoras del acuerdo.

Las zonas desreguladas son aquéllas en las que la CNMC, el supervisor de las telecos, considera que hay competencia suficiente. Para delimitarlas creó un listado en el que están incluidas 66 ciudades españolas, que son, en su mayoría, las más pobladas del país. En esas 66 grandes ciudades vive alrededor del 40% de la población española y suponen aproximadamente el 50% del mercado de banda ancha.

Esto quiere decir que, hasta el 7 de octubre de 2019, aunque MásMóvil puede acceder con fibra, a través de la red de Orange, a unos 6,5 millones de hogares en toda España, en una parte sustancial del mercado -esos 66 municipios, la más dinámica- no podrá alquilar más de 250.000 líneas de Orange a la vez. Una vez que llegue a ese cupo, no podrá alquilar nuevas líneas de fibra óptica para atender la demanda.

Otras alternativas

Fuentes oficiales de MásMóvil señalaron ayer a EXPANSIÓN que el grupo no considera que ese condicionante del contrato con Orange pueda suponer una eventual limitación a su crecimiento en el mercado de la banda ancha fija y, por tanto, en el segmento de servicios convergentes.

MásMóvil apunta que el grupo dispone de una red propia de alrededor de un millón de hogares pasados con fibra y que podrán usar esos tendidos propios para atender la demanda. Considera que un millón de hogares a los que potencialmente tiene acceso con fibra suponen un colchón importante para asegurar su crecimiento. Por ahora, el grupo MásMóvil está creciendo en nuevas altas en el mercado de banda ancha fija a un ritmo mensual que, anualizado, supone entre 250.000 y 300.000 nuevos clientes anuales.

Además, MásMóvil tiene acceso, también, a 18,6 millones de hogares a través de la red de ADSL que alquiló a Orange y a la que tendrá acceso, si quiere, hasta el 31 de julio de 2023. Esta red es de alcance nacional y no tiene ninguna limitación.

Sin embargo, algunos analistas consultados por EXPANSIÓN consideran que las ofertas de ADSL no pueden competir fácilmente con las ofertas de fibra óptica, una red mucho más potente y robusta. La preferencia de los clientes por la fibra sobre el ADSL se ejemplifica cada mes ya que, desde hace varios años, el parque de clientes de fibra crece a un ritmo de casi 1,5 millones anuales, casi el mismo al que se reduce el de clientes de ADSL.

Además, la propia MásMóvil indica que la red propia de fibra óptica -que en su mayor parte procede de la que compró a Orange- se concentra en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. Por tanto, no sirve para atender clientes de otras grandes ciudades. Y, por otro lado, la red que está desplegando MásMóvil de forma mutualizada con Orange, está siendo desplegada fundamentalmente en poblaciones pequeñas, de forma que tampoco le servirá para complementar el acceso a fibra en las grandes ciudades.

Por otra parte, es lógico que la mayoría de los 6,5 millones de hogares a los que Orange le permite acceder, se encuentren, en su mayor parte, en las 66 mayores ciudades, porque los operadores invierten primero en las zonas más pobladas y, por tanto, rentables y luego bajan a poblaciones más pequeñas.

Además, MásMóvil no podrá suplir en esos municipios la limitación que le ha impuesto Orange con el acceso a un proveedor alternativo de fibra, en este caso Telefónica. El operador histórico está obligado a alquilar su fibra a sus rivales a precio regulado -que aún no se ha fijado definitivamente- pero sólo está obligado a hacerlo, precisamente, en las zonas menos pobladas y con menos competencia, esto es, las que no se corresponden con las 66 ciudades fijadas por la CNMC. O sea que, en las 66 ciudades en las que Orange limita el volumen de clientes de MásMóvil sobre su red, el cuarto operador no puede recurrir a la infraestructura de Telefónica.

Al mismo tiempo, MásMóvil se enfrenta a otro inconveniente: en su millón de hogares cubiertos con fibra en las 5 grandes ciudades, está obligado, por contrato, a ceder un 40% de la capacidad de la red a la propia Orange.

Leave a comment

Back to Top