HSBC: un largo adiós con buenas cifras

Empresas, EXPANSION

Stuart Gulliver se prepara para dejar el banco tras unos beneficios de 11.900 millones de dólares en la primera mitad del año.

Puede discutirse si los consejeros delegados más veteranos eligen el momento de su salida para que coincida con unos resultados boyantes, o si sucede al contrario. En cualquier caso, Stuart Gulliver de HSBC, que abandonará el banco en 2018, puede haber dejado una pista. Los beneficios ajustados antes de impuestos aumentaron un 12,4% a 11.900 millones de dólares en el semestre, superando las previsiones y acercando brevemente las acciones a un máximo postcrisis.

Gulliver trató de evitar pronunciarse sobre la posibilidad de repetir las recompras por 2.000 millones de dólares previstas para el segundo semestre. Pero algunos inversores lo creen así. Los cargos lo han hecho en los últimos años. En esta ocasión, una provisión de 300 millones de dólares por la venta fraudulenta de seguros de protección de pagos.

El capital básico Tier 1, indicador de la solidez financiera, ha subido al 14,7% de los activos ponderados por riesgo. Según UBS, esto da al banco 13.000 millones de dólares adicionales a su objetivo del 13%. HSBC invertirá parte del dinero y utilizará otra porción como colchón frente al riesgo. Las recompras se deducirían del balance.

Que haya más recompras depende de que los riesgos restantes sigan bajo control y los beneficios sean buenos. Con respecto a lo primero, el peligro reside en que China se vuelva menos tolerante con la posición de dominio de HSBC en la banca comercial de Hong Kong. Lo segundo depende de lo primero. Los depósitos han crecido con fuerza en la antigua colonia británica. A medida que suban los tipos, deberían engrosar un margen de interés neto que ha caído al 1,64%.

El enfoque en los ahorradores asiáticos reduce los peligros que plantea el Brexit para la reestructuración y propiedad de un gran banco de inversión. HSBC no prevé que el reajuste provocado por la separación de Reino Unido cueste más de 300 millones de dólares. En los seis últimos meses, la división de banca y mercados globales aumentó los beneficios ajustados antes de impuestos un 32% a 3.400 millones de dólares. Falta por ver qué ocurrirá en los seis siguientes.

Las acciones parecen justamente valoradas en 14 veces las previsiones de beneficio y 1,8 veces el valor tangible en libros. Los teóricos de la conspiración pueden plantearse comprar partiendo de la base de que Gulliver depara más sorpresas positivas para los resultados anuales que supondrán su despedida. Después, venderían anticipando las amortizaciones que podrían acompañar a un sucesor revisionista.

Leave a comment

Back to Top