La Guardia Civil reforzará desde el lunes los controles de seguridad en el aeropuerto de El Prat

Empresas, EXPANSION

El ministro de Fomento anunció que la Guardia Civil intensificará su presencia desde el lunes en los servicios de control en el aeropuerto ante la huelga de los trabajadores de seguridad.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció este viernes que la Guardia Civil intensificará su presencia en los controles de seguridad del aeropuerto barcelonés de El Prat para garantizar el orden y la seguridad en esta infraestructura ante la huelga indefinida convocada por los empleados de Eulen.

De la Serna explicó en una rueda de prensa en Barcelona que el Comité de Crisis creado para abordar esta situación había acordado iniciar los correspondientes preparativos para que un número “significativo” de agentes de la Guardia Civil se incorporasen a trabajar en “las líneas de control” del aeropuerto de Barcelona.

De la Serna, señaló en una rueda de prensa en Barcelona, al término de la reunión del gabinete de crisis formado por representantes de Fomento, Interior, Aena, Guardia Civil y Abogacía del Estado que la Benemérita incrementará su presencia a partir del “momento crítico” que se producirá el próximo lunes con el inicio de la huelga indefinida de 24 horas de los vigilantes de la empresa Eulen.

Se trata de “una primera fase” de medidas cuya efectividad será evaluada en una nueva reunión del gabinete de crisis prevista para el lunes, en la que se analizarán también posibles medidas adicionales

El ministro defendió que con el incremento de los efectivos de la Guardia Civil, cuerpo al que corresponde la seguridad en los aeropuertos, el Gobierno trata de garantizar el mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana, teniendo en cuenta el “estado de alerta terrorista” en el que se encuentra el país.

Los miembros de la Benemérita se desplegarán en las líneas de control y prestarán atención tanto al paso de los pasajeros como a los escáneres de maletas, sin sustiuir a los trabajadores de Eulen.

De la Serna también avanzó que el Gobierno, en colaboración con la Generalitat, iniciará el procedimiento para establecer un laudo con un arbitraje de cumplimiento obligatorio que ponga fin al conflicto entre la dirección y los trabajadores de Eulen ante la “gigantesca” distancia entre las partes.

De la Serna había reconocido en la mañana del viernes en declaraciones a la cadena SER que una de las medidas que se barajaban para minimizar el impacto de la huelga era la de que Guardia Civil y Policía Nacional asumieran los controles de acceso a la zona de embarque.

No obstante, dijo que “se hará lo posible” para minimizar el impacto de la huelga sobre los pasajeros y se estudiarán “todas las alternativas para garantizar la seguridad y el orden público”. “Será al término de dicho encuentro cuando se anuncien las conclusiones y las medidas a tomar”, dijo.

El Govern ofrece refuerzos con los Mossos

Por su parte, el portavoz del Govern, Jordi Turull, anunció que la Generalitat ofrecerá al Gobierno el refuerzo del cuerpo de los Mossos d’Esquadra para “evitar más incomodidades” a los usuarios.

El también conseller de Presidencia se reunió el viernes por la mañana de urgencia con el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, para debatir las propuestas que la Generalitat iba a presentar en una reunión más tarde con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Turull explicó también que la Generalitat había enviado un requerimiento al comité de huelga para que se convocase otra asamblea y se volviese a votar “de inmediato” la propuesta de mediación del Govern, que fue rechazada el jueves por los trabajadores.

El portavoz del Govern apeló a “la responsabilidad de todas las partes” y pidió al comité que considerase su propuesta, argumentando que “queriéndolo todo, a veces acabas perdiendo”.

El conseller Turull insistió también en la “responsabilidad del Estado” en la mediación del conflicto, y apuntó que si el Comite de Crisis “se hubiera hecho hace 15 días” se habrían “evitado muchas cosas”.

Insistió además en la importancia de la gestión de la información por parte de Aena hacia los usuarios que, dijo, “es básica”, para evitar colas si la gente acude al aeropuerto con varias horas de anticipación.

Al finalizar la reunión, los consellers Bassa, Rull y Forn se trasladaron a la sede de la Delegación de Gobierno en Barcelona, donde celebraron la reunión con el ministro de Fomento.

90% de los servicios mínimos

La Delegación del Gobierno fijó ya en el 90% los servicios mínimos desde que la huega pase a ser indefinida si no hay acuerdo. De la Serna califica de “inexplicable” el rechazo a un aumento del 18% del sueldo por parte de la plantilla, frente a una propuesta de aumento del 27% y ahora se reclame una mejora que “multiplica en más de un 50% la propuesta del mediador”.

De la Serna puso el jueves de relieve el aumento de la propuesta de Eulen, de la inicial de 30 euros a los 200 euros propuestos por la mediación de la Generalitat que considera “razonable”, mientras que la cesión en la propuesta de los trabajadores ha sido muy inferior (312 euros) desde los 350 euros. “Hoy hemos estado no ante la votación de una mediación, sino ante una cosa distinta que nos pone en un escenario completamente diferente”, afirmó De la Serna, “un salto cualitativo y cuantitativo enorme” ante una reclamación “a años luz” de la propuesta de la Generalitat, que llegó a tildar de “imposible”.

Asimismo, le sorprendió también que se rechace una propuesta que incluía entre otras medidas aumentar a cinco vigilantes la dotación en cada línea de control en las épocas de mayor demanda, incorporándolo a los pliegos futuros, con el compromiso de Aena.

Leave a comment

Back to Top