S&P sube un escalón el ráting de Enel, hasta el aprobado alto

Empresas, EXPANSION

La agencia considera que Enel, principal accionista de la compañía española Endesa, es un grupo sólido y espera que estabilice su crecimiento a partir del próximo año.

Standard & Poor’s ha elevado este miércoles un peldaño la calificación crediticia de Enel, que ha pasado de BBB a BBB+ (aprobado alto), con perspectiva estable. Asimismo, ha mantenido la nota a corto plazo en notable bajo.

Al mismo tiempo, S&P ha mejorado la calificación sobre la deuda senior no asegurada del grupo energético italiano, que pasa de aprobado a aprobado alto, y la de deuda subordinada de bono basura a aprobado bajo.

S&P considera a Enel, principal accionista de la compañía española Endesa, un grupo sólido y espera que estabilice su crecimiento a partir del próximo año.

Plan estratégico

Además, celebró en la nota enviada a los medios el plan estratégico presentado recientemente por el grupo para 2018-2020, que entre otras cosas prevé unas inversiones de 24.600 millones -4.700 millones en España y Portugal-.

“Enel planea mantener sus inversiones en redes reguladas y renovables y quiere a simplificar su estructura para optimizar los costes y las inversiones en capital (Capex) añadiendo controles digitales a más activos de la compañía”, opinó S&P.

También valoró que “Enel ha demostrado ampliamente su capacidad para implementar sus planes estratégicos, administrando su deuda y su liquidez, y mejorando sus métricas crediticias”.

Y reflexionó que su simplificación estructural será positiva porque Enel actualmente opera en países que S&P cree “que presentan un riesgo mayor” que los competidores del mismo sector.

“Este mayor riesgo proviene principalmente de la exposición de Enel a las economías italiana y española, y algunas economías latinoamericanas, pero reconocemos que Enel tiene una sólida trayectoria en estos países”, apuntó la agencia.

Respaldo del Gobierno italiano

En Italia, S&P ve a Enel como “el principal productor de energía y un importante distribuidor”, y recuerda que el Gobierno italiano posee el 23,6% de su capital, con lo que confía en que el grupo recibiera “un apoyo extraordinario, oportuno y suficiente del Gobierno italiano en caso de problemas financieros”.

No obstante, la agencia advierte de que podría bajar la nota a Enel si en los próximos años no cumple con sus espectativas o si los países clave donde opera, “especialmente Italia o Brasil”, presentan “un deterioro significativo de las perspectivas económicas”.

Esta última circunstancia podría revertir negativamente sobre el grupo, aunque la agencia no ve “alta probabilidad de este riesgo se materialice en los próximos dos años”.

Leave a comment

Back to Top