Trump: “Es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel”

Economia, EXPANSION

La medida, que el presidente estadounidense anticipó ayer y hoy ha hecho oficial, anticipa nuevas tensiones en la región de Oriente Medio. EEUU es el primer país del mundo que reconoce a Jerusalén como capital de Israel.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó hoy que su país reconoce oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel, una medida que promete generar tensiones en Oriente Medio y reducir las posibilidades de un proceso de paz entre israelíes y palestinos.

“He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel”, dijo Trump en un discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca.

Asimismo, el presidente estadounidense ha ordenado al Departamento de Estado comenzar el proceso para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel, que ahora está en Tel Aviv. No obstante, según la Casa Blanca, este traslado llevará al menos tres años porque hay que construir el edificio.

En declaraciones previas a su discurso oficial, Trump aseguró que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel “es una decisión que debería haberse tomado hace tiempo. Muchos presidentes dijeron que querían hacer algo y luego no lo hicieron, quizá por falta de valentía o porque cambiaron de opinión”.

Estados Unidos se ha convertido en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus oficinas de representación de la Ciudad Santa.

Trump ha asegurado que su decisión no debe interpretarse como una falta de compromiso con el proceso de paz entre israelíes y palestinos, y prometió que hará “todo” lo posible para ayudar a las partes a lograrlo. “Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si eso es lo que acuerdan las dos partes”, ha dicho el presidente estadounidense.

Reacciones

Tras la decisión de la Administración Trump, la ONU ha señalado que el estatus final de Jerusalén debe ser resuelto en negociaciones directas entre Israel y los palestinos y ha recalcado la necesidad de avanzar hacia la solución de dos estados.

“Quiero ser claro: no hay alternativa a la solución de dos estados. No hay un plan B”, ha afirmado el secretario general de la ONU, António Guterres.

Alemania no ha apoyado la decisión de Trump, al considerar que el estatus de la ciudad “debe negociarse en el marco de una solución de dos Estados”. “El Gobierno alemán no apoya esta posición”, manifestó la canciller Angela Merkel en un breve mensaje difundido en Twitter por su portavoz, Steffen Seibert

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha afirmado que “es una decisión desafortunada, Francia no la aprueba, y contradice el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, ha defendido que el futuro de Jerusalén debe ser definido con un proceso de paz “basado en dos Estados”, Israel y Palestina.

“Jerusalén, ciudad santa, única en el mundo. Su futuro debe ser definido en el ámbito del proceso de paz basado en dos Estados, Israel y Palestina”, defendió Gentiloni en Twitter, después de que Trump anunciara el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí.

La Unión Europea ha mostrado su “grave preocupación por el anuncio de hoy del presidente de EEUU sobre Jerusalén y las repercusiones que esto puede tener en las perspectivas de paz”, indicó la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en un comunicado. Asimismo, ha recordado que la posición europea, que busca una solución de dos Estados, “permanece sin cambios”.

Por su parte, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha calificado de “poco útil” para la paz la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital del Estado de Israel.

La premier británica subrayó en un comunicado que el Reino Unido mantiene Tel Aviv como base para su embajada en Israel y “no tiene planes de trasladarla”.

“Nuestra postura sobre el estatus de Jerusalén está clara y se ha mantenido durante mucho tiempo. Debe determinarse en un acuerdo negociado entre israelíes y palestinos”, señaló la primera ministra.

Leave a comment

Back to Top