El Ibex 35 se acerca de nuevo a sus mínimos de marzo

EXPANSION, Mercados

Las Bolsas europeas siguen marcadas por la volatilidad y son incapaces de consolidar los rebotes. El Ibex, que encadena ocho jornadas con cambios superiores siempre al punto porcentual, se ha dejado hoy un 1,23% hasta los 9.650,70 puntos. El selectivo español se ha visto penalizado por la caída de los grandes valores.

La Bolsa española se ha abonado a los bandazos. Ayer, en su segunda subida en ocho sesiones, encadenó su séptima jornada consecutiva con cambios superiores al 1,2%. Hoy ha sumado la octava después de perder un 1,23% y cerrar en los 9.650,70 puntos, en zona de mínimos de un año.

Los grandes valores se han situado a la cabeza de los descensos. Inditex se ha dejado un 1,96% hasta los 26,00 euros por título. Iberdrola ha recortado un 1,51% y Telefónica, un 1,45%. De los grandes bancos, Santander ha cedido un 1,90% y BBVA, un 1,39%. En la sesión de hoy, el conjunto de los bancos, analizados hoy, uno por uno, por Goldman Sachs han destacado en los recortes. CaixaBank se ha depreciado un 2,33%; Bankinter, un 1,31% y Bankia, un 1,08%.

El relevo al frente de los avances lo han tomado valores como IAG. La aerolínea ha repuntado un 0,09% en la sesión en la que el petróleo baja de los 60 dólares en Estados Unidos. Los avances han sido superiores para valores como ArcelorMittal (+2,27%), Colonial (+0,81%) y Amadeus (+0,62%).

Entre las empresas más rezagadas al inicio de la semana y en lo que va de año figura Dia. El goteo de rebajas por parte de las firmas de inversión ha dado paso hoy al mayor recorte del año, el emitido por Macquarie. La firma australiana ha reducido su valoración un drástico 42%, y eleva la presión a falta de diez días para sus resultados. La empresa se mantiene atascada por debajo de los 4 euros por acción fijados como precio objetivo por parte de Macquarie. Sus títulos han caído otro 2,00%. Otra empresa del Ibex que ha recibido hoy un precio objetivo muy ajustado a su cotización actual es Aena. JPMorgan fija su valoración en 164 euros, frente a los 163,3 euros con los que cerró ayer. Hoy ha cerrado con un descenso del 0,46%.

Las Bolsas europeas también han frenado su remontada. La referencia alcista del cierre de ayer en Wall Street se ha visto diluida por el giro bajista que adoptan hoy el Dow Jones y el S&P 500 y por el signo mixto en Asia, con subidas del 1% en Shanghai y recortes del 0,65% en Tokio. La Bolsa de Londres afrontaba la jornada pendiente de la publicación del dato de inflación de enero en Reino Unido. El repunte mayor de lo esperado aviva la sombra de las tensiones inflacionistas en los mercados. El Dax alemán ha cedido un 0,7% y el CAC francés, un 0,6%. El Mib italiano, en línea con el Ibex, ha caído un 1,3%.

El goteo de resultados empresariales incluye cuentas como la de la minorista alemana Metro. Sus beneficios se han mantenido estables a pesar de la caída del 11% registrada en Rusia. Los resultados de la empresa de servicios de empleo Randstad han impulsado sus acciones un 2% al superar las expectativas del mercado gracias a la mayor fortaleza del mercado laboral en Europa. En el sector minero destaca la primera mejora de ráting desde 2011 de S&P a Rio Tinto. La nueva calificación crediticia, A, mejora las condiciones de financiación de cara a una posible adquisición y ha impulsado sus títulos un 1,5%. La sesión de hoy pone freno a la escalada de TDC (-0,3%). La empresa danesa de telecomunicaciones ha aceptado la oferta de compra de 6.700 millones de dólares liderada por Macquarie, diluyendo así las opciones de una mayor puja por la compañía.

Los intereses de la deuda, foco constante de inquietud en las últimas semanas, se mantienen en zona de máximos de cuatro años; en el caso de Estados Unidos, cerca del 2,85%. En Alemania la rentabilidad del bund se sitúa en el 0,75%, mientras que el interés del bono español a diez años repunta por encima del 1,5%. El resultado es una prima de riesgo que se dirige hacia los 80 puntos básicos.

Los mercados afrontan unas jornadas con las referencias macro centradas en la inflación. Mañana se conocerán las cifras de IPC de EEUU, especialmente relevantes después de las alertas inflacionistas que han sacudido los mercados. En la sesión de hoy se ha publicado el dato de inflación de Reino Unido. Las previsiones apuntaban a un repunte del 2,9%, una décima menos que en diciembre. El dato final, sin embargo, ha confirmado un incremento del 3%, muy por encima del objetivo próximo al 2% fijado por el Banco de Inglaterra. Este diferencial, de hecho, llevó al Banco de Inglaterra a ‘endurecer’ su mensaje el pasado jueves para prevenir a los inversores de una nueva subida de los tipos de interés.

Como respuesta a las cifras de IPC de Reino Unido, la libra relanza sus subidas y ronda los 1,39 dólares, más cerca de los 1,40 dólares que alcanzó el pasado jueves como respuesta al Banco de Inglaterra. El euro se cambia con la libra por 89 peniques. En su cruce con el dólar, la divisa comunitaria abandona los mínimos de las jornadas anteriores y recupera el nivel de los 1,23 dólares.

El precio del petróleo parte por debajo de los 60 dólares en Estados Unidos. El barril tipo West Texas ha llegado a perder incluso los 59 dólares, mientras que el barril de Brent se repliega a los 62 dólares, en zona de mínimos del año. La OPEP elevó ayer su previsión de demanda mundial de crudo, aunque al mismo tiempo advirtió del auge del ‘shale oil’ y de la producción récord de EEUU. Hoy son los analistas de la Agencia Internacional de la Energía los que repiten el mismo patrón: eleva sus estimaciones de demanda de crudo, pero consideran que el repunte de la producción, sobre todo en EEUU, podría ser mayor que el de la demanda.

Leave a comment

Back to Top