Seat, al comienzo del siglo XXI

ANALISIS, Técnico

Seat es una filial del grupo Volkswagen, normalmente cuando hablo de fabricantes hablo de los grandes grupos y no de marcas concretas, pero siendo la única marca (importante, el resto son bastante exóticas) con sede en España, creo que es relevante hablar de la empresa por la relevancia para el país

Además la gestión de Seat está cambiando en los últimos años, Luca di Meo ha conseguido ponerla en beneficios (a pesar de algunas críticas que me han llegado de su gestión), pero también Seat está pasando a ser más que la Seat como la conocíamos, ha sacado una submarca (Cupra) y también ha comprado el proveedor de servicios de movilidad urbana Respiro.

Orígenes de Seat

La Sociedad Estatal de Automóviles de Turísmo comenzó no como parte del grupo Volkswagen, sino como una empresa del Instituto Nacional de Industria participada por Fiat, que proporcionaba las piezas. Seat nunca sacará adelante una versión actualizada del seat 600, porque y está en el mercado el Fiat 500, tendrá que buscart otro modelo.

5585933882_ee87d0fecc_o.jpg

5585933882_ee87d0fecc_o.jpg

Tras un breve periodo en el que Seat fue independiente, la empresa acabó integrada en el grupo Volkswagen. Dejar de ser una participada de Fiat permitió a Seat competir en todos los países europeos. Europa sigue siendo el principal mercado del fabricante de Martorell, aunque Seat exporta también a otros países (principalmente Latinoamérica, Oriente Próximo, Península Arábica y Norte de África).

El presente de Seat

Seat está viviendo actualmente un momento dulce, entre otros motivos porque está ganando más dinero que nunca. En 2017 vendió 479.300 coches, fabricados no sólo en Martorell, sino también en otras fábricas europeas del grupo Volkswagen. Según las normas contables IAFS, IFRS la empresa tuvo un beneficio este año de 191 millones de euros, según el Plan Contable General Español, la empresa ganó más, 281 millones de euros. El cahsflow fue de 947 millones de euros. La empresa claramente vende y funciona.

La empresa está haciendo lo que todos los fabricantes, ofrecer al público lo que el público quiere: SUVs (todocaminos). Ya comercializa el Ateca y el Arona, pero a finales de 2018 un nuevo SUV más grande todavía (el Tarraco) estará disponible.

Además la empresa ha presentado una nueva marca: CUPRA, en la que venderá principalmente versiones más deportivas de sus vehículos. El primer modelo en ponerse a la venta ha sido el Cupra Ateca, porque aunque nos pueda parecer la antítseis de la deportividad, existe un público dispuesto a pagar más por una estética diferenciada y más potencia. Pronto empezarán a vender el Cupra Arona y otros modelos.

Además Seat está poniendo en marcha una fábrica en Argelia con un socio local (en una estrategia del grupo Volkswagen) con el objetivo de no pagar los fuertes aranceles que paga por los coches que ahora importa su distribuidor local. Este tipo de táctica de vender los coches en CKD (Complete Knock-Down), una especie de kit fácil de montar, es una estrategia común usada por los fabricantes en aquellos países que tienen fuertes aranceles a los coches importados.

Seat también se está lanzando con las soluciones de movilidad actual que permiten alquilar los coches por poco tiempo. Ha empezado comprando el proveedor de servicios Respiro, aunque creo que la intención de Seat es seguir profundizando en este tipo de soluciones.

El futuro de Seat

En palabras de Luca de Meo el futuro de Seat es crecer. Lo que quiere el directivo italiano es que la empresas siga creciendo. De aquí a 2020 pretende lanzar un modelo nuevo cada seis meses. En 2019 se renovará el Seat León y para 2020 Seat venderá su primer eléctrico basado en la tecnología del grupo Volkswagen, porque eso va a ser algo que veremos en Seat, que a medida que Volkswagen vaya innovando, irá añadiendo las innovaciones a sus productos, sin que se vaya quedando atrás el fabricante. Dado que el mercado europeo está fuertemente consolidado, entiendo que la idea en la cúpula de Seat va a ser centrarse principalmente en los emergentes.

No obstante, ser parte del fabricante alemán tiene un riesgo, como ya hablamos el grupo Volkswagen tiene problemas porque el Dieselgate está suponiendo un gran problema debido a las multas e indemnizaciones que tiene que pagar la empresa, dejando a la empresa en desventaja en un momento en el que nuevas tecnologías como la conducción autónoma y la fabricación de coches eléctricos parece que van a ser dominantes en un futuro cercano.

Mientras tanto dejemos a la empresa vivir su momento dulce. Pregunta a los lectores ¿cómo ven el futuro del fabricante de Martorell?

En El Blog Salmón | Geely compra el 10% de Mercedes-Benz ¿llegarán pronto los coches chinos a Europa?

Imagen | Spanish Coches

Leave a comment

Back to Top