Fomento y CNMC defienden en el Supremo sus posiciones ante la ‘guerra’ entre el taxi y Uber

Empresas, EXPANSION

KAI PFAFFENBACHEXPANSION

Los taxistas y los VTCs también ‘se verán las caras’ en una vista en el Alto Tribunal

El Ministerio de Fomento y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) defenderán ante el Tribunal Supremo las distintas posiciones que mantienen sobre la regulación de las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), las firmas como Uber y Cabify, en una vista pública convocada para este martes, 17 de abril.

El Ministerio de Fomento y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) defenderán ante el Tribunal Supremo las distintas posiciones que mantienen sobre la regulación de las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), las firmas como Uber y Cabify, en una vista pública convocada para este martes, 17 de abril.

A esta vista también acuden las partes personadas en el contencioso, con lo que tendrán ocasión de exponer sus argumentos al respecto representantes del sector del taxi y de las VTCs.

La vista en el Alto Tribunal es consecuencia del primero de los recursos que el ‘superregulador’ presentó contra la regulación del Gobierno sobre el nuevo sistema de transporte urbano.

Se trata del interpuesto contra el Real Decreto aprobado en 2015, que estableció un ratio para la concesión de nuevas licencias de taxi y de VTC, de forma que sólo se puede dar una autorización para este tipo de vehículos por cada treinta que se concedan a taxistas.

Se da la circunstancia de que la vista sobre este recurso se celebra en tanto la CNMC acaba de impugnar también ante el Supremo los nuevos requisitos que el Gobierno aprobó en diciembre de 2017 para los VTC.

En este caso, se trata de la prohibición de vender las licencias en los dos años posteriores a su consecución y la obligación de dar cuenta en un registro público de todos los servicios de transporte que realicen para constatar que se ajustan a lo establecido en la legislación.

Con la regulación de este sector, en el que las competencias últimas las tienen administraciones locales y autonómicas, Fomento pretende garantizar la convivencia entre las nuevas empresas como Uber y los taxistas y, al tiempo, garantizar que los dos tipos de transporte cumplen los requisitos fijados para sus respectivos servicios.

De su lado, la CNMC considera injustificada la normativa, que además estima que es contraria a la libre competencia y perjudica a los usuarios de estos servicios.

De esta forma, llega al Tribunal Supremo la ‘batalla’ que los taxistas y los VTC libran desde hace más de un año y lo hace después de que el pasado ejercicio el sector del taxi llevara a cabo distintos paros y movilizaciones en protesta por la competencia desleal que, según asegura, presentan los nuevos servicios.

Aluvión de nuevas VTC

Además, se da la circunstancia de que el número de licencias de VTC, que ya duplican el número que les corresponde en relación a su ratio legal sobre el taxi, se están multiplicando precisamente por vía de sentencias judiciales.

Estas sentencias son consecuencia del vacío legal que se registró en el sector entre 2013 y 2015, el tiempo que transcurrió desde que el Gobierno anunció nueva regulación del sector, frente a la liberalización previamente impulsada por el Gobierno socialista, y la fecha en la que efectivamente se aprobó la normativa.

Una vez se celebre la vista, el Tribunal Supremo tendrá así que pronunciarse sobre el recurso, y por lo tanto, sobre la regulación que se aplica respecto a este nuevo tipo de transporte surgido al calor de las nuevas tecnologías.

Leave a comment

Back to Top