España repitió como país europeo con mayor déficit público en 2017

COTIZALIA, Economia

23.04.201811:11 H.

España fue, en 2017, el único país de la Unión Europea que continuó todavía por encima del umbral máximo de déficit que marca la legislación europea. Eurostat ha confirmado el dato adelantado por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE): España cerró el año con un déficit público de 36.233 millones de euros, equivalente al 3,1% del PIB, justo el objetivo marcado por Bruselas. Esto supone un gran avance respecto al déficit del 4,5% de 2016, pero no ha sido suficiente para evitar que España sea incumpla las ‘reglas de oro’ establecidas por la Comisión Europea.

Con esta cifra de desfase presupuestario, España tiene muy complicado salir este año del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE), como en algún momento el Gobierno soñó con conseguir. Esto provocará que sea el único país que sigue dentro del ‘brazo correctivo’ de la UE, lo que supone asumir un control reforzado de las cuentas públicas por parte de Bruselas. El otro país que estaba hasta ahora es Francia, pero después de cerrar 2017 con un déficit del 2,6%, puede salir ya del Procedimiento de Déficit Excesivo y contar con una mayor autonomía de sus cuentas públicas.

España cerró el año como el peor país europeo y, además, triplicando el déficit del conjunto de socios. En concreto, la Unión Europea terminó el año con un desfase presupuestario de 146.589 millones de euros, equivalente al 1% del PIB. Algo mejores fueron los datos de los países del euro, que terminaron el ejercicio con un déficit público del 0,9%.

Alemania volvió a ser uno de los países punteros al cerrar el año con un superávit del 1,3% del PIB, esto es, 41.215 millones de excedente presupuestario. Con este balance, el país consiguió rebajar su deuda pública en 2017 hasta el 64,1% del PIB. Si mantiene esta tendencia, en 2018 conseguirá cumplir las dos ‘reglas de oro’, una deuda pública inferior al 60% del PIB y un déficit de menos del 3%. Pero no fue el único país con un saldo presupuestario positivo. Hasta siete países de la eurozona terminaron el año con superávit, el más amplio fue el de Malta, que alcanzó el 3,9% de su PIB.

[El FMI recomienda a Montoro hacer justo lo contrario de lo que ha presupuestado]

Portugal, que fue el mayor ejemplo de éxito de los recortes presupuestarios en 2016, cerró 2017 en el límite del umbral de déficit permitido por la UE. El país cerró el año con un desfase presupuestario del 3% del PIB, un punto peor que en el ejercicio precedente pese a la recuperación de su economía y la inflación (que ayuda a estimular los ingresos públicos). El país se quedó a unos pocos centenares de millones de euros de volver a entrar en el Procedimiento de Déficit Excesivo.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top