Las caídas se generalizan y el Ibex se aleja de los 10.000 puntos

EXPANSION, Mercados

Interior de la Bolsa de Madrid EFE

El repunte de los intereses de la deuda, por encima ya del 3% en EEUU, se deja sentir en los inversores. El Ibex ha logrado moderar las caídas al cierre y ha sido el mejor índice entre las grandes plazas europeas. El selectivo español se ha dejado un 0,26% hasta los 9.858 puntos pendiente de la evolución de los tipos de la deuda y los resultados empresariales.

La temporada de resultados debe compartir protagonismo con las presiones inflacionistas, que vuelven a escena y su reflejo se traslada al mercado de deuda. Después de varias jornadas de acecho, el interés exigido al bono a diez años de EEUU ha superado la barrera del 3% por primera vez en más de cuatro años. Los analistas de JPMorgan prevén un cierre del año en el bono estadounidense entre el 3% actual y el 3,5%.

Las ventas de deuda se han acelerado por las tensiones inflacionistas procedentes del rally de las materias primas, y sus efectos podrían provocar una subida más agresiva de lo esperado en los tipos de interés, con el consiguiente impacto en los costes de financiación y en las perspectivas de crecimiento económico y de beneficios empresariales.

La deuda pública europea se ha contagiado, parcialmente, de la oleada de ventas sufrida en la renta fija de EEUU. Un día antes de la reunión del Banco Central Europeo, el interés del bund alemán se afianza en las últimas jornadas por encima del nivel del 0,6%, en zona de máximos de mes y medio. Los inversores, en cambio, se muestran más reacios a vender deuda española, de forma que la rentabilidad a diez años se mantiene en el entorno del 1,3%. El resultado es una prima de riesgo próxima a los 65 puntos básicos, en zona de mínimos desde 2010.

La Bolsa española ha logrado moderar las caídas al cierre y salvar los 9.800 que se llegaron a perder en los mínimos intradía. El selectivo finalmente ha cedido un 0,26% hasta los 9.858 puntos frente a las caídas de entre el 0,5% y el 1% del resto de las plazas europeas.

El goteo de resultados aumenta con el paso de las jornadas, y hoy ha tenido como protagonistas en la Bolsa española a compañías como Abertis, Red Eléctrica, Aena, Ebro Foods y Liberbank. Además, el mercado ha puesto nota a las cuentas publicadas al cierre de ayer por un peso pesado como Iberdrola. La eléctrica superó la previsiones al anunciar un beneficio de 838 millones en el primer trimestre. En las últimas jornadas Iberdrola, en puja con Enel en Brasil, ha logrado mantener la barrera de los 40.000 millones de euros de capitalización. Hoy ha sumado un 0,22% hasta los 6,31 euros, y los analistas de Independent Research han elevado su potencial hasta los 6,9 euros. Otras energéticas, como Enagás (+1,42%) y Endesa (+0,63%) se han sumado a las subidas. También en positivo han cerrado los pesos pesados Inditex (+2,10%) y Telefónica (+0,42%).

En medio de la oleada de resultados que ha afrontado hoy el Ibex, las miradas de los inversores han continuado centradas en una de las empresas que publicó ayer sus cuentas. El revés del 3,25% con el que recibió sus cuentas Santander borró todas las subidas que había acumulado su cotización en 2018. Sus acciones no han logrado frenar los descensos y han ampliado sus caídas otro 0,32% mientras ha recibido una oleada de rebajas por parte de las firmas de inversión tras conocer sus resultados. Morgan Stanley ha recortado el precio objetivo del mayor banco español hasta los 6,7 euros por acción, y Kepler y Natixis coinciden al reducir su precio objetivo hasta los 5,9 euros. El resto de la banca ha cerrado también con descensos: Sabadell ha cedido un 2,36%; Bankia, un 1,33%; Bankinter, un 0,69%; BBVA, un 0,44% y CaixaBank, un 0,35%.

A los descensos de Santander y las dudas extensibles al conjunto del sector bancario, se ha unido el freno que ejercen en el Ibex las empresas más vinculadas con las materias primas. La corrección entre las commodities activa la recogida de beneficios en valores como Repsol (-1,72%), Acerinox (-1,55%) y ArcelorMittal (-2,96%). La petrolera ha cedido terreno un día después de explorar nuevos récords históricos por encima de los 16 euros por acción.

A diferencia del mercado español, los retrocesos de la sesión de hoy en las Bolsas europeas han sido superiores a los del martes. El EuroStoxx50 ha perdido los 3.500 puntos y el Dax alemán ha caído más del 1%.

La temporada de resultados ha adquirido hoy especial relevancia para el sector bancario europeo, con las cifras de Credit Suisse, Nordea y Lloyds. La entidad suiza, después de las pérdidas sufridas en 2015 y 2016, ha superado sus previsiones en el primer trimestre al mejorar sus cuentas en un 16,4%. Sus títulos se han revalorizado un 3,6%. Nordea, el mayor banco nórdico, también ha superado las previsiones del mercado, si bien se ha mostrado cauto en sus objetivos y sus acciones se han dejado un 1,3%. En el caso de Lloyds (-1,7%), el banco británico no ha logrado alcanzar las metas que barajaba el mercado. En el sector farmacéutico, Shire (-2,8%) enfría la agitación corporativa de las últimas semanas al aceptar la oferta mejorada de la japonesa Takeda. En el capítulo de subidas destaca Kering. La empresa propietaria de marcas de lujo como Gucci ha celebrado la publicación de sus cuentas con revalorizaciones del 4,6% en Bolsa. En el extremo opuesto, las acciones de la Roma se han desplomado un 10% tras la derrota por 5 a 2 sufrida ayer en las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol frente al Liverpool.

En el mercado del petróleo, suaves correcciones tras un dato de inventarios por encima de lo esperado. El barril de Brent baja de los 74 dólares, un día después de superar máximos desde 2014 por encima de los 75 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, aplaza su asalto a la barrera de los 70 dólares, y se frena cerca de los 68 dólares.

El mercado de divisas vigila las tensiones inflacionistas que traslada la deuda de EEUU. La escalada hasta el 3% en los intereses del bono a diez años consolida la recuperación del dólar, al avivar el debate sobre una cuarta subida de los tipos de interés de la Fed en 2018. Un día antes de la reunión del Banco Central Europeo, el euro cotiza a 1,21 dólares, y la libra repite en 1,39 dólares.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top