OHL reducirá sus costes de estructura a la mitad y venderá activos por 280 millones

Empresas, EXPANSION

Juan Villar Mir es el presidente de OHL. Foto: P. MorenoEXPANSION

OHL reducirá sus costes de estructura a la mitad tras vender su negocio de Concesiones y venderá activos por valor de unos 280 millones de euros para financiar las salidas de caja que conllevarán su plan de reestructuración, así como los proyectos fallidos que aún mantiene en cartera.

La compañía ha presentado hoy su nuevo plan de negocio a 2020, en el que contempla concentrase en la actividad de Construcción tras vender a IFM el negocio de Concesiones, operación por la que podría pagar un dividendo extraordinario, ha reiterado el consejero delegado, Juan Osuna, quien ha pedido “confianza y paciencia” a los inversores.

En cuanto al dividendo, Osuna defendió que “dejar dinero ocioso en una compañía es una mala gestión” y apuntó que “nos quedan en torno a 1.000 millones de euros”.

Además, prevé obtener unos ingresos adicionales de 580 millones de euros, entre otros motivos, por las indemnizaciones correspondientes a dos concesiones en liquidación: el Ferrocarril Móstoles-Navalcarnero y la autopista de peaje Eje Aeropuerto, por las que espera obtener 220 millones.

La compañía prevé recuperar 208 millones por las reclamaciones de proyectos legacy o fallidos, y que los planes de Canalejas (Madrid) y Old War Office (Londres) aporten 150 millones.

En la presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo de la presentación de su nuevo plan de negocio a 2020, OHL explica que se centrará en lo que sabe hacer bien: construcción y promoción de concesiones, y con el foco puesto en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, sus principales regiones de actividad.

Según el documento, las ventas se situarán en 2020 en 2.800 millones de euros; el ebitda, en el entorno del 5%, y el endeudamiento se mantendrá en niveles que permitan mantener el objetivo de deuda neta por debajo de cero. En 2017 las ventas de OHL, excluida la actividad Concesiones (cuya venta a IFM se cerró en abril de este año), fueron de 3.216 millones de euros.

El objetivo, añade el documento, es llegar a ser una compañía “de menor tamaño pero rentable” y para ello, además de implementar estrictos criterios para la selección de proyectos, venderá activos y recortará a la mitad sus costes de estructura, con medidas como el expediente de regulación de empleo que ya negocia con los sindicatos y que afecta a 196 trabajadores (160 despidos y 36 recolocaciones).

Reducirá costes de estructura

La compañía, cuyos costes de estructura sumaron 240 millones en 2017, prevé materializar dicha reducción para finales del primer semestre de 2019, según la misma fuente, que sitúa los nuevos costes de estructura en entre 116 y 134 millones.

En el documento, la compañía cifra los ahorros por la reestructuración en el negocio regular en entre 48 y 57 millones de euros, de los que entre 29 y 34 millones corresponden a ahorros de personal.

Por su parte, la salida de operaciones no estratégicas (países o venta de activos) conllevará un ahorro de entre 57 y 68 millones de euros.

Entre los activos en venta, la compañía señala la participación que mantiene en el complejo turístico de Mayakoba, operación que prevé cerrar en el primer semestre con unos ingresos de 215 millones de euros.

También espera materializar en la primera mitad del año la venta de su filial checa ZPSV (40 millones) y en 2019 se desprenderá de otros activos por 25 millones.

Con estos ingresos (unos 280 millones), OHL financiará las salidas de caja que tendrá que acometer para afrontar su plan de reestructuración (100 millones), los proyectos fallidos que aún mantiene en cartera (118 millones) y la actividad industrial (50 millones).

En el primer trimestre del presente ejercicio, OHL perdió 144,9 millones de euros, frente a los 8,3 millones que ganó un año antes, debido, principalmente, a la variación del valor de las coberturas que contrató para la venta de Concesiones.

Leave a comment

Back to Top