¿Quien será ministro de Hacienda?, se preguntan en la City

Economia, EXPANSION

El nuevo presidente del Gobierno Pedro Sánchez. JMCadenasEXPANSION

Los inversores esperan el nombramiento de las carteras de Economía y Hacienda y quieren saber cuándo se celebraran elecciones.

Los inversores de la City intentaban ayer asimilar los cambios que se han producido de forma inesperada en España, pero tres cuestiones sobre el futuro gobierno de Pedro Sánchez están en todas las agendas: ¿Quién será ministro de Hacienda y quién de Economía?; ¿Qué pasará con los Presupuestos?, y, por último, ¿cuándo se celebrarán elecciones generales?

«Los inversores prestarán especial atención a los ministros de Hacienda y Economía», asegura Antonio Barroso, director en Europa de la consultora política Teneo Intelligence. La incertidumbre sobre quién será el ministro de Hacienda (en sustitución del polémico Cristóbal Montoro) se explica por el peso de esta cartera en temas clave como los presupuestos y la carga impositiva a empresas y particulares. Hacienda goza de gran autonomía para marcar sus decisiones, frente al ministro de Economía, más vinculado a las directrices de la UE.

Ante la necesidad de formar gobierno, muchos inversores se preguntan si existen posibilidades de que miembros de Podemos ocupen carteras relevantes, como compensación a haber apoyado la moción de censura que ha acabado con el gobierno de Mariano Rajoy. «Creo que Sánchez solo pondrá a socialistas en el nuevo Gobierno», dice un analista. «Incluir a gente de Podemos sería un error y solo daría munición al PP y a Ciudadanos para ir contra el nuevo presidente», añade.

Muchos inversores están preocupados por la inestabilidad que puede derivarse de la nueva situación política. Según Yvan Mamalet, analista en Londres de Société Genérale, «los siete pequeños partidos que apoyaron la moción tienen más escaños que el PSOE. Este resultado traerá inestabilidad e inacción política; o bien una mayor influencia de los partidos pequeños que en una coalición tradicional». A su juicio, «el nombramiento de ministros en los próximos días será el próximo paso que monitorizar. En particular, si Podemos logra alcanzar algún puesto ministerial clave».

Pese a que Pedro Sánchez promete mantener el presupuesto, Société ve «riesgos de una política fiscal más laxa, en contraste con las reglas de la UE». Mamalet no espera unas elecciones a muy corto plazo, ya que «el PSOE tratará de capitalizar sus acciones de Gobierno en las encuestas antes de convocarlas». El banco francés augura que no habrá comicios hasta 2019 como pronto.

Responsabilidad

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch indican que «la nueva incertidumbre en España es en qué medida el nuevo Gobierno será responsable fiscalmente y apoyará el crecimiento, con posibilidad de algunos escenarios poco favorables».

Según la entidad estadounidense. «los mercados deberían poner especial atención al programa económico del futuro Gobierno en el contexto de los fundamentos fiscales, que no han mejorado estructuralmente en los últimos dos años; y de la sensibilidad existente entre los inversores a la situación en Italia».

Desde Goldman Sachs, su economista Silvia Ardagna opina que «el cambio de Gobierno, probablemente, no va a distorsionar la economía española, por lo que habrá un crecimiento robusto en 2018 y 2019. Pero con el tiempo, en preparación para las futuras elecciones, el nuevo Gobierno podría tener incentivos para para hacer la política fiscal más expansionista».

Un informe de DBRS asegura que el riesgo fiscal a corto plazo está «controlado» porque Sánchez se ha comprometido a aceptar el presupuesto aprobado para 2018. La firma también indica que a pesar de la incertidumbre política, «hay que resaltar que el crecimiento del PIB se ha mantenido en momentos de inestabilidad en los últimos años».

Italia

De momento, el clima general en la City es es de esperar y ver lo que da de si el nuevo Gobierno. «Los inversores necesitan más información y ahora mismo no la hay», asegura Antonio Barroso, de Teneo Intelligente. «Pero lo que es importante es que la mayoría diferencia bien lo que pasa en España y lo que pasa en Italia, que durante los últimos días ha sido un problema», asegura. «Los inversores tienden a ver la región del Sur del Mediterráneo como un bloque, pero en Italia hay un Gobierno que es anti Europa y anti euro, y en España hay un gobierno fragmentado, pero comprometido con la Unión Europea», explica. «La situación es muy distinta».

Ioannis Sokos, estratega de renta fija de Nomura, dice seguir «desproporcionadamente más preocupado por la situación en Roma que en Madrid». En su opinión, «el Gobierno de Sánchez puede durar poco ya que lograr una mayoría para echar un Ejecutivo envuelto en un escándalo por corrupción es más fácil que juntar una mayoría para gobernar».

Sokos apunta tres razones para su menor preocupación en España respecto a Italia: «las encuestas señalan a Ciudadanos como el partido más votado; los tres principales partidos (PP, PSOE y Ciudadanos) están de acuerdo en los asuntos más críticos para el mercado, al ser anti-separatistas y pro-Europa; y Sánchez ha dicho que mantendrá los últimos Presupuestos aprobados por el Parlamento».

Otros inversores son más pesimistas y auguran una parálisis de muchas inversiones. «Los grandes fondos van a paralizar sus inversiones en España porque no ven claro el panorama de aquí a dos o tres años», asegura un inversor que conoce bien España. «El dinero no vuelve, y con esto quiero decir que las inversiones que ahora no se destinen a España no van a esperar a que mejore el clima político, sino que se marcharán a otro lugar y es una pena», asegura.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top