El PP revisará en el Senado los 540 millones de concesiones al PNV

Economia, EXPANSION

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, en una reunión con Mariano Rajoy en La Moncloa. EFE

Los populares se sienten «con las manos libres» para redistribuir la inversión del País Vasco.

El PP da por roto su acuerdo con el PNV para la aprobación de los Presupuestos y se plantea modificar durante la tramitación en el Senado algunos de los acuerdos alcanzados. La única medida que está a salvo es la subida de las pensiones, según precisó ayer Rafael Hernando, portavoz de los populares en el Congreso, quien afirmó que su partido se siente ahora con «las manos libres» para introducir enmiendas que permitan «mejorar» las Cuentas.

En lugar de la tramitación exprés que pensaba realizar hace dos semanas, el PP -que tiene mayoría absoluta en el Senado- ha solicitado que se amplíe en cinco días el plazo para la presentación de enmiendas, que expiraba ayer. El PNV sospechan que, aunque los portavoces populares niegan que vaya a haber una «venganza», estas modificaciones afecten a los 540 millones de inversiones para el País Vasco que pactaron ambas formaciones. El escenario que más temen los jeltzales es que se redistribuyan entre otras regiones, como Cataluña, la Comunidad Valenciana o Galicia; lo que dificultaría que las enmiendas fueran finalmente rechazadas en el Congreso, que es quien tendrá la última palabra. Aunque PSOE y Unidos Podemos se han comprometido a votar en contra, resulta complicado imaginar a formaciones como ERC, PDeCAT, En Marea o Compromís oponiéndose a aquéllas que darían más recursos a sus respectivos territorios.

La otra solicitud que los populares registraron ayer en el Senado fue para que se posponga una semana el debate de las enmiendas a la totalidad. El objetivo de esta prórroga es, según su portavoz José Manuel Barreiro, que sean defendidas por el ministro de Hacienda que Sánchez nombre en sustitución de Montoro. Aunque este trámite no es obligatorio, sí ha sido preceptivo durante los últimos años, lo que colocaría al nuevo ministro en la tesitura de exhibir públicamente su apoyo a unos Presupuestos que el líder socialista calificaba de «ataque al Estado de bienestar» hasta que se vio obligado a aceptarlos para amarrar el voto del PNV.

El PSOE reaccionó ayer por boca de su portavoz en el Senado, Ander Gil, quien acusó al PP de ejecutar una «vendetta» al introducir estas dos prórrogas. Por su parte, Ciudadanos afirmó que no entrará en «guerras» con los Presupuestos y anunció que sólo apoyará las enmiendas que crean que mejoran las cuentas públicas.

Además, este retraso en la tramitación del Senado y el hecho de que las Cuentas tengan que volver a pasar por el Congreso retrasará su aprobación en el BOE, lo que afectará a la entrada en vigor de algunas de las medidas como la rebaja del IVA cultural.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top