Las aerolíneas, pendientes de un posible recambio en Aena

Empresas, EXPANSION

Jaime Garcia-Legaz, presidente de Aena, durante la pasada junta de accionistas. Mauricio SkryckyEXPANSION

El cambio de Gobierno podría provocar una cascada de movimientos en las grandes empresas controladas por el Estado, entre las que destaca Aena. El sector aéreo sigue de cerca los potenciales movimientos en la cúpula del gestor aeroportuario aunque a priori el panorama está despejado gracias a la visibilidad a largo plazo en cuestiones relevantes como el marco tarifario.

El cambio de Gobierno desatará previsiblemente un baile de movimientos en las grandes empresas controladas por el Estado. Entre ellas destaca Aena, a cuyo frente está Jaime García-Legaz desde el pasado octubre. El gestor aeroportuario anunció, hace apenas unos días, una mejora en su política de dividendo para el próximo trienio y las líneas generales de su plan estratégico, que contemplaba presentar al mercado esta misma semana -la cita fue aplazada tras el cambio en el Ejecutivo, que controla el 51% de Aena-.

A la espera de ver cómo discurren los acontecimientos en los próximos días, en el sector aéreo quitan hierro a un potencial cambio en la presidencia de Aena, que debutó en Bolsa en 2015 y forma parte del Ibex 35. «Hay movimientos de forma constante en las organizaciones con las que trabajamos a nivel mundial. Nos podría preocupar la incertidumbre, que haya algún asunto que realmente impacte a la industria y que no se resuelva por ese cambio, pero no es el caso en España», asegura Rafael Schvartzman, vicepresidente para Europa de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que aglutina a 290 aerolíneas que representan el 82% del tráfico aéreo mundial.

La clave es que las cuestiones más relevantes, como el marco tarifario o el calendario de inversión, ya están establecidos y hay visibilidad a medio plazo: «No hay urgencia en ciertos temas, hay tiempo para que se produzca una transición». No obstante, la industria sigue de cerca el proceso de cara a mejorar la capacidad aeroportuaria considerando el crecimiento del tráfico aéreo en los últimos años gracias en buena parte al ‘boom’ turístico. El 80% de los viajeros internacionales que llega a España lo hace en avión y, en los cuatro primeros meses del año, el tráfico aéreo avanzó un 7,6%, hasta 71,5 millones de pasajeros.

Europa concentra la mitad de los aeropuertos que tienen restricciones de capacidad en España. Las razones son variopintas: en algunos casos, se ha llegado a esa situación porque no se realizaron las inversiones necesarias; otros ya que crecieron más rápido de lo previsto, mientras se evaluaban sus necesidades; o también por cuestiones medioambientales.

España está, a priori, lejos de esa amenaza. Ningún aeródromo de la red de Aena está cerca de alcanzar su nivel máximo de capacidad. Por eso, Schvartzman destaca la importancia de «continuar el diálogo con Aena y entender los proyectos de desarrollo de las infraestructuras; el aeropuerto está ahí para servir al transporte aéreo y maximizar la eficiencia, no para que los viajeros vayan a comprar». De ahí que desde IATA se inste a los Gobiernos a ser cautelosos en la privatización de las infraestructuras: «No significa que no sea adecuada, pero ha habido casos en los que ha supuesto un aumento de las tasas aeroportuarias y no ha venido acompañada de eficiencia; es importante que se defina un marco de referencia con la industria».

Centro operativo mundial de Madrid

A principios de año, IATA situó en Madrid su mayor centro operativo mundial, por delante de Ginebra, Singapur, Montreal y Pekín.

Desde la capital española se gestionan las operaciones de las compañías de la patronal y de unas 50.000 agencias de viajes y agentes de carga en las regiones de Europa, Norteamérica, América Latina, Oriente Medio y Asia Central. «Ya contamos con unas 300 personas de más de 60 nacionalidades. Hemos traído y tomado talento; estamos muy contentos con el centro y el nivel de servicio es bueno», según Schvartzman. Tras esta apuesta estratégica, la oficina de España gestiona 315 millones de billetes de avión y unos 150.000 millones de dólares al año.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top