Torra dialogará con Pedro Sánchez pero no se «rendirá» con la república ni con el independentismo

Economia, EXPANSION

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ayer a su salida de la cárcel madrileña de Estremera, tras visitar por segunda vez en quince días a los exconsellers Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Josep Rull y Raül Romeva. Fernando VillarEFE

Torra asegura que su Govern irá de la restitución autonómica a la constitución catalana y que aunque dialogará con Sánchez, no se rendirá con la república ni con la independencia.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido hoy en su comparecencia ante el pleno del Parlament para explicar la estructura y la composición de su Govern que buscará dialogar con el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero no renunciará a sus postulados independentistas: «seguiremos apostando por la democracia y el anhelo de libertad. El Govern no se rendirá. La república busca un mundo mejor para nuestros hijos«.

Torra también se ha comprometido hoy a «reparar» el «daño» de «la ilegal aplicación del artículo 155» en las instituciones catalanas y a «trabajar» para el cumplimiento del mandato de las elecciones del 21D y del referéndum del 1-O.

Torra ha puntualizado que «este no es el gobierno que legítimamente gobernaba el país y que dio voz a la ciudadanía el 1-O» y ha recordado que el Govern creará un «comisionado para el despliegue del autogobierno, para evaluar el impacto real de la aplicación» del 155 y para «garantizar y desplegar el autogobierno».

«Este es el gobierno que ha venido a echar de las instituciones el 155 y a trabajar por el mandato recibido por la ciudadanía en las últimas elecciones y, naturalmente, con el resultado del referéndum de autodeterminación del 1-O, y así lo haremos».

«Este no es el Govern que legítimamente dio voz a la ciudadanía el 1-O, que fue expulsado de las instituciones con la ilegal aplicación del 155. Este es el Govern que ha venido a echar al 155», ha subrayado. También ha reprochado al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, afirmar que con el 155, Cataluña funcionaba mejor: «Eso es mentira. El artículo 155 ha sido nefasto para nuestros intereses«.

Una constitución catalana

Asegura que presidirá un Ejecutivo que quiere hacer «el trayecto» que va desde la restitución de la autonomía catalana, tras el levantamiento del 155, a la elaboración de una constitución catalana. «Tenemos un mandato republicano y democrático que debemos cumplir», y ha alegado que este mandato se sustenta en el 1-O y en las elecciones catalanas que alumbraron una nueva mayoría independentista en el Parlament.

Ha defendido que el proceso soberanista ha sido respetuoso con la democracia y la libertad, y que es perfectamente compatible con respetar la legitimidad de quien piensa «que Cataluña debe estar bajo España».

«Es legítimo siempre que se haga por la vía democrática y pacífica. Pero la actuación del Gobierno en el 1-O no lo fue, y la judicialización y el golpe de Estado del 155 tampoco lo fue», ha criticado.

Asumir riesgos

Para que ese diálogo con Sánchez sea provechoso, Torra ha aceptado que deberá asumir riesgos y que, con quien más tiene que negociar es con aquellos cuyas posturas están más alejadas de las propias.

«Hay que asumir riesgos, pero no hemos venido a esconder la cabeza bajo el ala. Se nos ha dicho que desistamos. Eso es que no quieren dialogar. En ningún lugar del mundo se ha pedido la rendición para dialogar«, ha dicho. «Por mi parte y por la del Govern, la predisposición al diálogo no faltará nunca».

Torra ha concluido que «nada será fácil» porque Cataluña atraviesa uno de los momentos de más complejidad de su historia, pero ha prometido que el Govern ofrecerá lo mejor de sí mismo para construir el futuro de libertad que considera que los ciudadanos se merecen.

Diálogo también con Puigdemont

Torra también ha dicho que su Govern tendrá un «diálogo fluido y regular» con los miembros del Ejecutivo cesados por la aplicación del artículo 155, ya que considera que tienen mucho que aportar. Ha recordado que esta relación fluida supondrá «visitas periódicas» a las cárceles donde algunos consellers están presos y también a Bélgica, donde residen otros, y ha reclamado que desde el Estado no se pongan obstáculos a esta voluntad.

El presidente del Govern ha pedido que se «avenga a tratar de manera urgente la cuestión de Cataluña», ya que «hace falta soluciones, tomar riesgos, dialogar y negociar», si bien ha avisado de que el independentismo «no se rendirá». También ha apelado al «diálogo» con el presidente español y ha dicho que por parte suya, «la predisposición al dialogo no fallará nunca».

No pretende, ha dicho, que «nadie se rinda para dialogar», también ha querido que «quede claro» que la Generalitat y el independentismo «no se rendirá»: «Nosotros seguimos. La democracia no se rinde nunca, el anhelo de libertad no se rendirá. No hemos venido aquí a rendirnos, no es este el punto de partida para la negociación».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top