El Ibex pone en peligro los 9.800 puntos

EXPANSION, Mercados

Interior de la Bolsa de Madrid EFE

Las dudas que genera la cumbre del G7 enfrían a las Bolsas europeas y a un Ibex que podría ver mermada la recuperación del 2% que acumula en la semana. CIE cotiza desde hoy la confirmación de su próxima entrada en el Ibex, mientras que los bancos apuntan a un signo más comedido que en las sesiones anteriores. En Alemania los focos están puestos en una posible alianza de su dos mayores bancos.

Las ventas afloran de nuevo en los mercados financieros. Esta mañana el Nikkei de Tokio ha cortado una racha de cuatro subidas consecutivas, y en China el índice Shanghai Composite se ha sumado también a los descensos. La estela bajista alcanza ahora a las Bolsas europeas, incluso a los futuros de Wall Street.

Las horas previas al inicio de la cumbre del G7, lejos de aflorar las esperanzas de una mayor distensión en las relaciones comerciales, aviva los temores a una mayor ‘guerra arancelaria’. Las amenazas de aranceles por parte del Gobierno de Donald Trump, centradas inicialmente en China, se han globalizado en las últimas fechas, una situación que ha obligado a la respuesta de los países afectados en forma también de nuevas amenazas comerciales.

El temor a una reactivación de la ‘guerra comercial’ se produce en medio de otro repunte de las alertas políticas en Italia. El «cambio radical» que promete el nuevo Gobierno, fruto de la alianza entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte, activa las ventas en su deuda pública. El interés exigido a su bono a diez años supera de nuevo la barrera del 3%, y la prima de riesgo roza nuevos máximos por encima de los 260 puntos básicos.

Las Bolsas europeas secundan el signo bajista predominante esta mañana en la renta variable asiática. Los futuros anticipan descensos que llegan a superar por momentos el 1% en índices como el Dax alemán. La tensión procedente del mercado de deuda persiste en el Mib italiano, que vio frustrado ayer su intento de rebote, y vuelve a alejarse de los 22.000 puntos.

En medio de las presiones bajistas predominantes en la jornada destacan los rumores que vuelven a agitar al sector bancario. Si en días anteriores los mercados se pusieron en guardia con las informaciones sobre una posible fusión entre el francés Société Générale y el italiano UniCredit, hoy las especulaciones apuntan a una eventual alianza entre los dos mayores bancos alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank. Este último ha sido fijo en todas las quinielas sobre candidatos a la compra en un nuevo proceso de concentración en el sector. En la Bolsa de Londres, las acciones de la empresa de telecomunicaciones BT cotizan a la baja el anuncio de la salida de su consejero delegado, Gavin Patterson.

La Bolsa española no logra desmarcarse esta vez del resto de plazas europeas. En la últimas jornadas el Ibex ha despuntado en Europa gracias al rally que han protagonizado los bancos al calor de los mensajes lanzados por el BCE, más proclives a un inminente cambio de ciclo en su política monetaria. Los futuros anticipan un revés próximo al punto porcentual. Este recorte reduciría prácticamente a la mitad todo lo ganado en la semana por el Ibex, un 2% hasta el cierre de ayer, desde los 9.632 puntos con los que finalizó el pasado viernes.

Buena parte de las miradas de los inversores en la jornada de hoy están puestas en una empresa, todavía, del Mercado Continuo, pero que debutará el 18 de junio en el Ibex. CIE Automotive fue la elegida para ocupar la vacante que había dejado Abertis en el índice selectivo español. La compañía era la clara favorita en las quinielas de los analistas, y con las subidas que se anotó ayer rozó el 50% de revalorización sólo en lo que va de año.

Los bancos tienen complicado prolongar la escalada bursátil que han protagonizado desde que el miércoles el BCE avivara las expectativas de cara a la reunión del próximo jueves. A pesar de la cautela predominante en Europa, las acciones de CaixaBank se dispararon ayer más de un 4%, y las de Bankia y BBVA superaron el 2% de revalorización. Los amagos de corrección toman forma hoy en el sector, atento también a las presiones procedentes de Italia. Repsol vuelve a internar la conquista de nuevos récords históricos, por encima de los 17 euros por acción, mientras que Telefónica recibe la rebaja de valoración por parte de JPMorgan. La firma estadounidense ha recortado su precio objetivo desde los 9 hasta los 8,5 euros por acción.

La prima de riesgo de España no logra afianzarse por debajo de la barrera de los 100 puntos básicos. En las últimas sesiones ha bajado de forma intermitente de este nivel, pero en la sesión vuelve a registrar máximos intradía por encima de los 100 puntos. Italia mantiene la presión sobre las deudas periféricas, y el interés del bund alemán baja claramente del 0,5%. La rentabilidad exigida al bono español a diez años se acerca por el contrario al 1,5%.

Las dudas sobre Italia disipan las subidas logradas en las últimas sesiones por el euro, alentado por las expectativa de un cambio de ciclo en la política monetaria del BCE. En una sesión sin grandes datos macro a la vista, y con la vista puesta en la reuniones de la próxima semana de la Reserva Federal y del BCE, la divisa comunitaria baja hoy de los 1,18 dólares. El freno se extiende igualmente a la libra, al filo de los 1,34 dólares.

Próxima ampliación.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top