La caída del euro impulsa a la Bolsa con la banca como lastre

5 DIAS, Ibex 35

Contención. Esa fue la regla imperante en los mercados tras conocer la decisión del BCE. Mario Draghi no defraudó, pero siguiendo los pasos de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal de EE UU, el responsable de la política monetaria en la zona euro dio una de cal y otra de arena. Gesto suficiente para no desatar una tormenta en los mercados financieros. 

«El de hoy ha sido un gesto principalmente simbólico, marcando el final de una era en Europa. Establece el final del dinero fácil y prepara el escenario para un aumento de tipos en 2019. Este es un paso más hacia la eliminación de las políticas extraordinarias de estímulos monetarios a nivel global a lo largo de la última década», afirman Patrick O’Donnell, director de inversiones senior de Aberdeen Standard Investments.

Uno de los activos más sensibles fue el euro. Nada más conocerse en comunicado del BCE la divisa europea escaló hasta los 1,184 dólares. La moneda única, que un día antes logró mantener el tipo ante el endurecimiento del lenguaje de la Fed, fue desinflándose conforme Draghi comparecía en la rueda de prensa. Al cierre de los mercados europeos, caía un 1,3%, hasta los 1,16 billetes verdes. Las medidas adoptadas ayer en el consejo europeo se mantienen en línea con las expectativas de los analistas. De hecho, la institución retrasa a la segunda mitad de 2019 el alza de los tipos.

La caída del euro sirvió de alivio a las Bolsas europeas, que tras una sesión dubitativa se decantaron al cierre por las compras. El selectivo español se situó a la cola de los ascensos con una subida del 0,59%, repunte que le lleva a situarse a las puertas de los 10.000 puntos.

La banca, sector que en las últimas semanas había servido de impulso a la Bolsa, actuó ayer como lastre. El hecho de que el BCE no adelante el alza de tipos a los primeros meses del año no gustó a las entidades que ven cómo sus cuentas de resultados continuarán estando penalizadas por las tasas bajas. Es decir, su capacidad de incrementar márgenes seguirá siendo muy reducida. Bankia fue el banco más castigado con una caída del 2%. A él le siguieren Bankinter (-1,79%), CaixaBank (-1,76%), Sabadell (-1,71%) y BBVA (-0,1%). Solo Santander (0,34%) que ayer contó con la mejora de su recomendación escapó a las pérdidas.

«La decisión de hoy (del BCE) y de indicar claramente el final de las compras de activos es un movimiento inusualmente decisivo que indica que los halcones finalmente han ganado en el Consejo de Gobierno y que la entidad está ya sin municiones lo que respecta a la política monetaria acomodaticia», sostiene Ranko Berich, jefe de análisis de Monex Europe.

El mayor problema en los mercados puede venir de un empeoramiento de las perspectivas económicas, con el telón de fondo de una posible disputa comercial con Estados Unidos, que afecte a las exportaciones, y con un gobierno de tinte populista en Italia, que podría tomar medidas que desestabilicen la economía de la zona euro.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent apenas se mueve. Se paga a 76,6 dólares a una semana de que se celebre en Viena una reunión de la OPEP en la que se fijarán nuevas metas de producción.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top