Los Álvarez Arrojo se quedan sin comprador en Duro Felguera

Empresas, EXPANSION

Sede de Duro Felguera en Gijón. Foto: Duro FelgueraEXPANSION

Petroza retira la oferta de 12 millones por el 24,38% que posee la familia Álvarez Arrojo en Duro Felguera, aunque reconoce que sigue interesada en esa participación, pero pide garantías adicionales. La asturiana afronta hoy una junta clave para su salvación.

Petroza Limited, la sociedad mercantil británica del inversor mexicano Mauricio Treviño Zambrano cuya opción de compra por el 24,38% en Duro Felguera vencía ayer 14 de junio, no ha renovado la opción de compra de su participación de compra en la empresa de ingeniería a favor de Petroza.

Inversiones Somió, la sociedad en la que la familia Álvarez Arrojo tiene un 24,38% del capital de Duro Felguera y son es su mayor accionista, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, no obstante, Petroza aún sigue interesada en su participación, pero pide garantías adicionales tras haber advertido dos «contingencias de carácter esencial» que tenían que aclararse antes de realizar la compra.

En concreto, Petroza indica que desde que firmó la opción de compra, han conocido una contingencia fiscal de 125 millones de euros ligada a litigios, pero además achaca su retirada a que las condiciones de la refinanciación de Duro Felguera, que prevé ampliar capital por 125 millones de euros dentro de una reestructuración, le impedirían acudir a una eventual ampliación de capital.

Por lo tanto, ha exigido que se garantice el precio de la opción (de 0,33 euros por acción) hasta que se despejen estas dos contingencias y se le permita ejercer sus derechos de suscripción preferente en la futura ampliación de capital. De esta manera estaría dispuesta a realizar una compraventa en firma de las acciones.

Duro Felguera ha comenzado la sesión con caídas del 6% después de que los Álvarez Arrojo se hayan quedado sin comprador. Su capitalización apenas alcanza los 50 millones de euros.

Junta clave para su salvación

Precisamente hoy, los accionistas de Duro Felguera están convocados en Oviedo a las 16 horas a la junta más importante en los 160 años de historia de la compañía. La asamblea decide si vota a favor de la ampliación de capital de 125 millones de euros. Si la colocación se realiza con éxito, los bancos ejecutarán su compromiso de reestructuración financiera, cuyo principal hito es una quita de la deuda del 75%, hasta dejarla en 140 millones de euros.

El voto representado en esta ocasión es clave. Tradicionalmente, el quórum en la junta de Duro Felguera se sitúa en el entorno del 50% del capital social. La compañía se arriesga a perder la votación si la familia Álvarez Arrojo, con el 24,3%, vota en contra. Duro Felguera ha hecho todo lo posible para lograr la mayor asistencia y delegación de voto. El presidente de la compañía, Acacio Rodríguez, anticipó esta semana que la familia Arias, con un 10%, se ha pronunciado a favor de la ampliación. El tercer mayor accionista es la propia compañía, con un 10% en autocartera. Como accionista individual también destaca la familia Ybarra Careaga, con un 5%. El resto se diluye entre accionistas minoritarios con participaciones que, en ningún caso, suman más de un 0,5% de la compañía.

Los Álvarez Arrojo han votado sistemáticamente en contra de la ampliación y han sido vetados por los bancos a pesar de que es una colocación con derecho de suscripción preferente. Treviño Zambrano tiene previsto denunciar a Duro Felguera ante la CNMV por ocultar información sobre el pleito de la empresa con Hacienda, que le puede pasar una factura de 123 millones. Este riesgo formará parte del contenido del folleto de la ampliación, junto con los arbitrajes por 300 millones de euros y la querella de la Audiencia Nacional.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top