El Senado aprobará mañana los Presupuestos de 2018 y los devolverá al Congreso con enmiendas del PP y PAR

Economia, EXPANSION

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su intervención en el Senado EFE

El Pleno del Senado votará este lunes el texto del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 con la incorporación de al menos 44 enmiendas del PP y del Partido Aragonés (PAR), con lo que culminará su tramitación en la Cámara Alta y el proyecto será devuelto al Congreso para aprobar el texto con los cambios o en su versión original.

Durante la sesión, que comenzará el lunes a las 12.00 horas, el Pleno debatirá y votará las enmiendas que los grupos parlamentarios mantengan vivas tras haber sido rechazadas en comisión. Esta semana, del total de 5.476 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios del Senado, la Comisión de Presupuestos incorporó 44 enmiendas, todas ellas pertenecientes al Grupo Popular (17 del PP y 27 del Partido Aragonés).

En concreto, de las 17 enmiendas del PP que han sido aceptadas, la de mayor cuantía es una de 26,6 millones de euros destinados a financiar programas para la mejora del transporte público en zonas despobladas. Para poder incorporar esta dotación, la enmienda contrarresta dicha subida sacando la misma cantidad, 26,6 millones, de una partida que hasta ahora los destinaba al Servicio Vasco de Empleo. Además, otra enmienda popular extrae otros tres millones que iban a ser dedicados al Centro de Investigación Vasco, la ‘Biscay Marine Energy’.

Esta decisión por parte del PP de enmendar el proyecto de cuentas públicas elaborado por su propio Gobierno y aprobado en el Congreso de los Diputados hace tres semanas gracias al voto de, entre otras formaciones, el PNV, llegó después de que la formación jeltzale permitiera con su voto el triunfo de la moción de censura que dio la Presidencia del Gobierno al socialista Pedro Sánchez. Por ello, el PNV considera que las enmiendas presentadas y aprobadas por el PP suponen una «revancha», mientras que los populares defienden que fue la formación vasca quien rompió el acuerdo y que sus enmiendas tan sólo buscan «mejorar» los PGE.

Con la vuelta de los PGE al Congreso, el PSOE tendrá que tomar la decisión de si acepta o rechaza las enmiendas introducidas por el PP. En el primer caso, su abstención bastaría para que la Cámara Baja acepte las enmiendas con los votos del PP y el resto de sus socios parlamentarios.

Por el contrario, para rechazar las enmiendas y así cumplir con su compromiso con el PNV de mantener las cuentas tal y como salieron del Congreso, los socialistas tendrán que intentar reunir una mayoría de votos junto al resto de formaciones que hicieron a Sánchez presidente en la moción de censura (Unidos Podemos, ERC, PNV, PDECat, Compromís, Nueva Canarias y Bildu). En cualquier caso, la promesa que Sánchez hizo al PNV contrasta con la abstención de los senadores socialistas en la Comisión.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top