Urdangarin entra en la cárcel de Brieva, Ávila

Economia, EXPANSION

Iñaki Urdangarin, condenado por el Tribunal Supremo a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Noós, ha ingresado hoy en la cárcel abulense de Brieva.

Iñaki Urdangarin ha ingresado pasadas las 7.30 horas de la mañana en el Centro Penitenciario de Ávila, situado a 7 kilómetros de Ávila, para cumplir su condena de 5 años y 10 meses de prisión por el caso Nóos.

La entrada en prisión de Urdangarin ha coincidido con la estancia de los Reyes en San Antonio (Texas), a 8.300 kilómetros de Madrid, donde hoy terminan su visita y viajan a Washington para reunirse con el presidente de EEUU, Donald Trump.

El marido de la Infanta Cristina tenía de plazo hasta hoy para ingresar en un centro penitenciario y empezar a cumplir con la condena impuesta por el Tribunal Supremo por varios delitos de corrupción en el caso Nóos. El exduque llegó anoche al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid procedente de Ginebra.

Urdangarin ha accedido en un furgón oscuro por la puerta principal de la prisión, a través de la cual se accede por unas grandes puertas correderas y posteriormente una barrera que se levanta una vez recibida la autorización.

Ha ingresado «tranquilo» y con un trato «educado» hacia los funcionarios que se encontraban en pleno cambio de turno de las ocho de la mañana. a primera hora de la mañana y sin apenas foco mediático, mientras que en estos momentos son numerosos los medios de comunicación que se congregan en la puerta del penal, ocupado en su mayoría por mujeres.

A 7 kilómetros de Ávila, donde estuvo Luis Roldán

Esta cárcel fue construida en 1989 y cuenta con una superficie de 43.540 metros cuadrados y 162 celdas, con otras 18 más complementarias. A unos siete kilómetros de Ávila, está bastante aislada de núcleos urbanos, aunque no excesivamente alejada de Madrid. Fue la prisión donde cumplió condena el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán.

La cárcel de Brieva es un centro penitenciario para mujeres aunque cuenta con un módulo especial para hombres en el que permanecerá Urdangarin, el mismo en el que estuvieron Luis Roldán -una década- y algunos de los narcos arrepentidos de la Operación Nécora.

Desde que en 2005 lo abandonó Luis Roldán, este espacio que da al patio interior de la cárcel ha permanecido vacío y sólo se ha acondicionado nuevamente para acoger a Urdangarin.

Este módulo, en el que estará vigilado al menos por un funcionario, cuenta con cuatro o cinco celdas, una sala con una televisión -al igual que el resto de los módulos-, duchas, un pequeño patio y un pequeño despacho. Durante su estancia en Brieva, tendrá la posibilidad de llamar a diario a su familia, así como tener comunicaciones todas las semanas y un vis a vis al mes.

Otros presos mediáticos

En esta cárcel también han estado la mujer de Roldán, Blanca Rodríguez Porto; Neus Soldevillla «La Dulce Neus»; la etarra Idoia López Riaño «La Tigresa»; la grapo Concepción González Rodríguez, condenada por el secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón en 1995; la que fuera teniente de alcalde de Marbella (Málaga), Isabel García Marcos, o Felisa García, por el «caso Anabel Segura».

Entre las presas actuales figura María Tania Varela Otero (Cambados, 1974), que figuraba hasta su detención en la lista de los más buscados de la Europol. Por otra parte, hace un mes apareció muerta en su celda en este mismo centro penitenciario la presa yihadista Samira Yerou.

El director del Centro Penitenciario de Brieva, Jesús Martín, lleva en este puesto prácticamente desde que esta cárcel se puso en marcha en 1989.

El exduque cumple «todos los trámites»

Una vez en el interior del recinto penitenciario, y coincidiendo con el relevo de los funcionarios, ha cumplido con los trámites de entrada por los que pasan todas las reclusas en este centro penitenciario que cuenta en la actualidad con 95 internas y algo más de un centenar de funcionarios.

Durante la jornada le tendrá que ver un médico, un psicólogo, una trabajadora social y una educadora, antes de acceder al único departamento de hombres del que consta la cárcel, que apenas ha sido acondicionado desde que en 2005 abandonara estas instalaciones el exdirector general de la Guardia Civil Luis Roldán.

Según han señalado fuentes de esta penitenciaría, cuando alguien ingresa en Brieva se le requisa el teléfono móvil, así como el dinero en metálico que pueda llevar encima, para ingresarlo en su cuenta de peculio, ya que le suelen dar una tarjeta para que pueda comprar productos en el economato del centro.

Cinco meses menos

Fuentes de Instituciones Penitenciarias explicaron la pasada semana que la Secretaría General de este organismo dependiente del Ministerio del Interior esperaría a que Iñaki Urdangarin se personara en una cárcel a su elección y, posteriormente, decidiría si cumple condena en este centro o es trasladado a otro, de acuerdo a los criterios organizativos y de seguridad.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo rebajó el martes en cinco meses la condena inicial de Urdangarin, fijando en cinco años y diez meses la pena por el ‘caso Nóos’. El tribunal también rebajó la condena de su exsocio Diego Torres hasta los cinco años y ocho meses.

El exministro del PP y expresidente del Gobierno balear Jaume Matas, que fue condenado a tres años y ocho meses de cárcel, se personó en la prisión de Aranjuez (Madrid) el mismo miércoles que la Audiencia Provincial de Palma citó a los procesados para que recogieran el mandamiento de ingreso en prisión.

A todos les dio cinco días para que ingresaran en prisión. El entorno de Diego Torres comunicó el jueves que ingresaría en la prisión de Can Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). Los penados pueden, en paralelo a su ingreso en prisión, recurrir en amparo al Tribunal Constitucional o solicitar un indulto.

El Reglamento Penitenciario establece en su artículo 15 la posibilidad de que una persona se presente voluntariamente en un centro penitenciario. La ley otorga a Instituciones Penitenciarias la capacidad de decidir sobre el traslado de presos y también sobre la clasificación penitenciaria, por lo que el departamento liderado por Fernando Grande-Marlaska puede decidir sobre la vida en prisión de Urdangarin o la aplicación de un tercer grado en el momento que corresponda.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top