El Corte Inglés retoma los planes para lograr ráting y emitir bonos

Empresas, EXPANSION

Nuño de la Rosa, presidente de El Corte Inglés. FOTO: J.M. CADENASEXPANSIÓN

La cúpula directiva se reúne esta semana y la que viene con las agencias de calificación como paso previo para lanzar a la vuelta del verano una colocación que rondará los 1.000 millones.

Las nubes han quedado atrás y El Corte Inglés está listo para retomar los planes financieros que quedaron en suspenso cuando comenzó la pugna por el gobierno del grupo. Y lo está hasta el punto de que la cúpula directiva, presidida por Jesús Nuño de la Rosa, ha entrado ya en materia: el primer punto de la lista es conseguir un ráting como paso previo a estrenarse en el mercado de bonos, y el calendario de reuniones con las agencias que decidirán su calificación ya está fijado.

Los encuentros se están produciendo esta semana y continuarán la que viene, según aseguran fuentes financieras. El objetivo de El Corte Inglés es tener ráting al menos de dos de las tres grandes agencias (Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch) y que esté lo más cerca posible del grado de inversión.

Esta agenda temporal implica que las calificaciones llegarán como muy pronto a finales de junio o principios de julio, lo que deja los plazos muy apurados para realizar la emisión de bonos antes del verano. Fuentes del mercado señalan que la compañía ha comunicado a los bancos que la colocación, que rondará los 1.000 millones de euros, será después de las vacaciones si se dan las condiciones propicias.

Todo ello, porque contar con un ráting es sólo el principio. Con la calificación en la mano, El Corte Inglés debe preparar el folleto de la emisión, los datos financieros que se van a presentar a los inversores y realizar los encuentros con los grandes fondos y compradores internacionales.

Reuniones con inversores

Este tipo de roadshow es distinto al que precede a una salida a Bolsa. Sobre todo porque es más corto. Con dos o tres días de reuniones en las principales plazas financieras europeas (Londres, Fráncfort, París…) suele ser suficiente.

Desde la banca recomiendan a El Corte Inglés tomarse el tiempo que necesite para que la colocación sea un éxito, ya que recuerdan que la compañía no tiene prisa. Los fondos que se consigan con la emisión están destinados a cancelar el préstamo puente que se firmó en febrero como parte de la refinanciación de 3.650 millones y que inicialmente ascendía a 1.200 millones, pero este crédito puente tiene un vencimiento a 24 meses y el coste que se paga por él no comienza a subir hasta que pasen los 12 primeros.

Sin embargo, la banca ha pedido a la compañía que no espere demasiado; sobre todo, por un tema de imagen. Las entidades financieras creen que es importante que El Corte Inglés esté en el mercado y tenga éxito en la colocación como una forma de definir la nueva etapa en la vida financiera de la cadena y de demostrar que los conflictos han quedado atrás.

En este sentido, no se considera que el bono que emitió Hipercor en 2015 por 600 millones y que carece de ráting represente el mismo papel casi institucional que tendría la emisión de la matriz. Pese a ello, la deuda de Hipercor no ha sido ajena al desenlace de la pugna.

Los inversores lo han celebrado y los bonos se han recuperado desde los mínimos anuales que marcaron la semana pasada. En estos momentos, la deuda cotiza al 105% de su valor nominal, lo que significa que gana un 5% desde la colocación.

También la banca ha acogido con satisfacción el final de la pugna. Su principal interés es que la compañía mantenga los planes financieros y de negocio que se habían acordado en la refinanciación de febrero y considera que el hecho de que la persona que llevó las riendas de las negociaciones, Nuño de la Rosa, sea el nuevo presidente es una garantía de continuidad.

Los 13 bancos que tuvieron un papel principal en la refinanciación lo tendrán también en la emisión de bonos, en la que estarán Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia, UniCredit, Société Générale o BNP, entre otros.

Leave a comment

Back to Top