Los bancos animan al Ibex a la espera de la OPEP

EXPANSION, Mercados

Interior de la Bolsa de Madrid EFE

Al rebrote de los temores políticos en Italia y a las consecuencias de la guerra comercial se suma hoy la incertidumbre sobre el resultado de la cumbre de la OPEP y sus efectos sobre el precio del petróleo. Las Bolsas europeas cortan las caídas de ayer, y el impulso de los bancos logra reducir la caída del Ibex en la semana.

Los mercados financieros concluyen una semana marcada de nuevo por las disputas comerciales con la incógnita de conocer el desenlace de la cumbre de la OPEP más incierta desde que en 2016 acordaron el inicio de los recortes de producción. Desde entonces el precio del crudo se ha disparado cerca de un 60%.

Una vez disipado el superávit de oferta, las presiones de países como Arabia Saudí y Rusia, en principio, apuntan a un acuerdo de mínimos para flexibilizar las limitaciones pactadas a finales de 2016, que redujeron la oferta en unos 1,8 millones de barriles diarios. A pesar de las reticencias de países como Irán y Venezuela, el mercado espera un repunte en las cuotas de producción. La magnitud de este aumento sigue siendo una incógnita. Parte del mercado prevé un incremento del bombeo cercano al millón de barriles diarios, lo que anularía más de la mitad de los recortes acordados a finales de 2016.

El precio del petróleo se desinfló ayer cerca de un 2% al aumentar las opciones de un repunte en las cuotas de producción. La jornada de hoy, en cambio, borra parte de este correctivo, y el barril de Brent, de referencia en Europa, ronda los 74 dólares. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, cotiza en el entorno de los 66 dólares.

La Bolsa española, y en especial los inversores de valores como Repsol y Técnicas Reunidas, permanecen atentos a los bandazos que podría registrar el precio del petróleo. Hasta entonces, el Ibex consigue reforzarse por encima del nivel de los 9.700 puntos. El índice selectivo español necesitaría un empujón adicional para cerrar la semana en positivo, al mantenerse por debajo de los 9.851 puntos con los que finalizó el pasado viernes.

Las empresas más ligadas a la evolución del precio del petróleo esperan novedades de la OPEP para determinar su rumbo en Bolsa. Las acciones de Repsol se han distanciado en las últimas fechas de sus recientes récords históricos, al cotizar más cerca de los 16 que de los 17 euros por acción. Técnicas Reunidas, por su parte, intenta mantener su balance positivo en el acumulado del año, por encima de los 26 euros. Un saldo más favorable, superior al 10% de subida, presenta IAG. La aerolínea, aliviada con el freno en el rally del petróleo, busca afianzarse por encima de los 8 euros por acción.

La última jornada de la semana mantiene el pleno bajista de CIE Automotive desde su incorporación al Ibex. La recogida de beneficios se aceleró ayer, con descensos finales del 5%. Desde que el 8 de junio el comité de expertos del Ibex confirmara la designación de CIE para ocupar la vacante de Abertis, la empresa de componentes para la automoción se ha desinflado más de un 10%. Los bancos, una vez más, vuelven a ser claves en la evolución del Ibex. La tregua en las referencias de Italia y el optimismo procedente de Grecia sirven de impulso para el conjunto de los mercados periféricos. BBVA recupera los 6 euros por acción, y Bankia acelera su remontada por encima de la barrera de los 10.000 millones de euros de capitalización. En el Mercado Continuo, la socimi Hispania destaca en la subidas. Blackstone ha elevado su opa por Hispania a 18,25 euros por acción, un 3,2% por encima del cierre de ayer.

Las Bolsas europeas consiguen cortar las caídas sufridas en la sesión de ayer, especialmente acusadas en el Mib italiano. La Bolsa italiana logra frenar el varapalo del 2% sufrido ayer por el rebrote de las alertas políticas, debido a la designación de dos reconocidos euroescépticos para dos cargos clave para las políticas económicas. El Dax alemán, lastrado ayer por el sector automovilístico, pone en juego el nivel de los 12.500 puntos, y el Ftse británico podría verse especialmente afectado por los bandazos en el precio del petróleo. Al frente de los avances en Europa sobresale la Bolsa de Atenas, disparada gracias al acuerdo de los ministros de la zona euro para la reestructuración de la deuda pública de Grecia.

Las empresas automovilísticas enfrían las pérdidas sufridas en la sesión de ayer, cuando el ‘profit warning’ de Daimler agravó las dudas sobre el impacto que tendrá la guerra de aranceles. El sector se desinfló a mínimos de siete meses, y Daimler intenta hoy cortar sus caídas en los 57 euros. Las disputas comerciales no es el único foco de incertidumbre que afrontan las empresas cotizadas europeas. Un gigante industrial como Airbus ha destacado hoy que un Brexit caótico, sin acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, podría forzar a la compañía a reconsiderar su presencia en Reino Unido. La mayor de las reestructuraciones de la jornada de hoy la protagoniza Deutsche Telekom. La teleco alemana suprimirá 10.000 empleos en su filial T-Systems.

Los mercados cuentan al menos con una tregua en la escalada de la tensión que reflejó ayer el mercado de deuda pública. La prima de riesgo de Italia se frena en el entorno de los 230 puntos básicos. El conjunto de las rentabilidades de la deuda evita las subidas predominantes ayer, y el interés del bono español a diez años se repliega hacia el 1,3%. La prima de riesgo se esfuerza en mantenerse por debajo de la barrera de los 100 puntos básicos.

La moderación de las alertas políticas en Italia favorece el rebote en la cotización del euro. La divisa comunitaria consigue reforzarse por encima de los 1,16 dólares, un día después de registrar mínimos del año al filo de los 1,15 dólares. La libra, por su parte, mantiene el impulso que recibió ayer de la reunión del Banco de Inglaterra, cuando tres de sus consejeros votaron a favor de subir ya los tipos de interés. La divisa británica roza los 1,33 dólares.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top