Torra no recibe al Rey pero luego le saluda y le entrega un libro de fotos del 1-0

Economia, EXPANSION

El Rey Felipe VI, en el momento en que Quim Torra acude a saludarle. FOTO: EFE

El monarca llegó al estadio poco antes de las 21.00 horas y fue recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no recibió al Rey a su llegada al Nou Estadi de Tarragona para presidir la ceremonia inaugural de los XVIII Juegos Mediterráneos, pero poco después sí le saludó y le hizo entrega de un libro de fotos sobre la jornada del 1 de octubre.

Fue después de ese saludo inicial cuando, según informaron a Efe fuentes presentes en ese acto, Torra se acercó a Felipe VI y le entregó el libro del fotoperiodista Jordi Borrás «Días que durará años», en el que se recoge lo que los independentistas interpretan como represión policial en la jornada del referéndum del 1 de octubre.

También, según fuentes de la Generalitat, le entregó los informes del Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, sobre lo acontecido en esa jornada.

A continuación, el Rey accedió al palco del estadio seguido de cerca por Sánchez y a una cierta distancia por Torra. Felipe VI se situó de pie en el asiento central del palco, y mientras que a su izquierda se colocó las autoridades políticas, a su derecha lo hicieron representantes de instituciones deportivas.

Así, Sánchez se ubicó a su izquierda, por lo que el presidente del Gobierno fue la única persona que separó al Rey del presidente de la Generalitat. De pie escucharon todos ellos el himno nacional, que fue recibido con aplausos mayoritarios frente a los pitos que también se escucharon.

Ruptura con la monarquía

El encuentro entre Torra y el monarca se produjo después de que el presidente de la Generalitat leyera este mediodía una declaración institucional en la que hizo duros reproches a Felipe VI por su papel durante el 1-O, con un discurso «que dio cobertura y apoyo a la represión».

El presidente catalán dijo que, aunque Cataluña sigue viviendo «una situación de gran excepcionalidad», asiste al acto inaugural porque los juegos «se hacen en Tarragona», porque los ha pagado en gran parte la Generalitat y «porque estamos en nuestra casa y nunca más nos echarán» de ella, puesto que «en Cataluña mandan los catalanes».

Asimismo, avanzó su ruptura con la Casa Real al asegurar que «ni yo ni ningún otro miembro del Govern asistirá a ningún acto» organizado «por la monarquía española», y tampoco invitará a esta última «a los actos organizados por la Generalitat».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top