Sánchez se estrena en Bruselas alineado con Macron

Economia, EXPANSION

El Presidente de la Comisión Europea Jean Claude Junker, y el presidente del gobierno Pedro Sánchez, se saludan en el edificio ‘Berlaymont’, sede principal de la Comisión Europea, en una Cumbre de Trabajo informal sobre inmigración y asilo, hoy en Bruselas.-EFE/Horst Wagner Horst WagnerEFE

El nuevo presidente del Gobierno español se estrena hoy en la política europea. Pedro Sánchez ha aprovechado la minicumbre sobre la política migratoria que se celebra hoy en Bruselas para lanzar tres mensajes: llega con actitud constructiva, pide una solución europea que respete los valores de la UE y su Ejecutivo está alineado con el presidente francés, Emmanuel Macron. Y no solo en el tema migratorio.

«El diálogo y la cooperación que tenemos el Gobierno español y francés es de buena sintonía. También en este asunto», afirmó Sánchez nada más llegar a la sede de la Comisión Europea, donde una quincena de jefes de Estado o Gobierno de la UE celebran una reunión informal. El encuentro debería servir para encarrilar una solución común en la cumbre oficial de los 28 líderes, que se celebrará el jueves y viernes que viene en la capital europea.

Pero no va a ser fácil. Algunos han visto en la convocatoria de este encuentro por parte de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, un intento de lanzar un salvavidas político a la canciller.La canciller alemana, Angela Merkel, acude muy debilitada internamente, con sus socios de coalición, los bávaros de la CSU, pidiendo una línea más severa con los inmigrantes. La lideresa de facto europea necesita un acuerdo que evite la implosión de su Ejecutivo y obligue a convocar elecciones.

Mientras tanto, el Gobierno populista en Italia se niega a aceptar más inmigrantes rescatados en el Mediterráneo; Austria, con un partido xenófobo dentro de la coalición de Gobierno, también empatiza con la política de mano dura y al menos cuatro países de Europa del Este (Polonia, Hungría, República checa y Eslovaquia) siguen rechazando asumir su cuota de refugiados.

Madrid, París, Bruselas

Sánchez llega a Bruselas después de haber visitado ayer París, donde se vio con el presidente francés, Emmanuel Macron. Allí propusieron crear centros cerrados y vigilados en territorio europeo donde los inmigrantes esperarían hasta saber si se acepta su solicitud de entrada o si se les deporta a un país tercero.

En semanas anteriores España y Francia habían coordinado también sus posiciones sobre la reforma de la zona euro, uno de los temas que también se debatirá el próximo viernes en la cumbre.

«La actitud del Gobierno de España es constructiva y será integradora, de aportar soluciones, compartir experiencias… Apelando a los valores europeos, que no son más que la solidaridad a los Estados Miembros, el respeto a los derechos humanos y, por supuesto, la reivindicación de una respuesta europea a un desafío global como es la inmigración», afirmó Sánchez nada más llegar al Berlaymont, sede de la Comisión..

Al ser preguntado por esos centros controlados que ha pactado con Macron, el presidente del Gobierno afirmó que buscan aunar el respeto a los derechos de los inmigrantes con la necesidad de dar una respuesta coordinada: «No solo buscamos respetar los derechos humanos, sino una política migratoria controlada, responsable, que haga frente a la realidad que tenemos en la UE».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top