Los españoles emigrados vuelven a casa: por primera vez en la crisis el saldo es positivo

COTIZALIA, Economia

25/06/2018 12:54Actualizado: 25/06/2018 14:10

La recuperación de la economía española ya está bien asentada y se percibe en multitud de indicadores. Uno de los más importantes es el migratorio, ya que los flujos de población son muy sensibles a la situación económica. Durante los peores años de la crisis, España perdió miles de residentes que emigraban para buscar oportunidades en otros países. Muchos de los que se fueron eran jóvenes españoles que buscaban un empleo fuera ante grave crisis que vivía España. La situación ha cambiado y por primera vez en toda la crisis, se ha registrado el primer saldo migratorio positivo de españoles, esto es, volvieron más de los que se fueron.

Fue en el segundo semestre de 2017 y se registró un saldo de 1.700 españoles más, el mayor dato de la serie histórica de la Estadística de Migraciones que elabora el INE. La última vez que se registró un saldo positivo fue hace nueve años, en el segundo semestre de 2008, periodo en el que estalló la crisis económica en EEUU. En concreto, en el segundo semestre del año volvieron a España 45.000 españoles que residían en territorio extranjero y el mayor dato de toda la historia. Esto significa que han regresado casi tres veces más que en los peores momentos de la crisis.

Por el contrario, en este periodo emigraron 43.300 españoles al extranjero en busca de oportunidades. Una cifra que también está lejos de la que se alcanzó en los peores momentos de la crisis, cuando se llegaron a registrar más de 48.000 salidas por semestre. Estas cifras confirman el cambio de tendencia que está viviendo España gracias a la recuperación. Los emigrados españoles comienzan a regresar a sus casas ahora que el país les vuelve a ofrecer oportunidades profesionales. Muchos vuelven, además, con más experiencia y mejor currículum, lo que ha mejorado su empleabilidad.

[El retorno de nacionales a España se dispara un 20%]

Una buena parte de esta mejora se debe a la inmigración de padres españoles que vuelven con sus hijos. Esto acelera la recuperación del saldo migratorio, ya que vuelven muchos más niños de los que se van. Por ejemplo, en la franja de edad de entre 0 y 4 años se registró un saldo de casi 1.500 españoles que llegaron a España.

El saldo negativo se mantiene entre los adultos en edad de trabajar. Todas las franjas entre los 25 y los 54 años siguen registrando saldos migratorios negativos. Sin embargo, la tendencia ha experimentado una importante mejora en los últimos meses. Por ejemplo, en el tramo entre 35 y 39 años, el saldo negativo fue de 1.100 personas, mientras qu eso años antes ascendía hasta 3.200 personas, esto es, el triple.

Pero el grupo social que más se ha beneficiado de la mejoría del entorno económico es el de los jóvenes. En los peores momentos de la crisis, la franja de población entre los 20 y los 24 años registraba un saldo negativo de más de 1.000 personas cada semestre. Por el contrario, en la actualidad, llegan más de 1.000 jóvenes españoles a residir a España cada seis meses.

En el conjunto del año 2017 el saldo migratorio de españoles siguió siendo negativo. La serie tiene una gran estacionalidad, ya que los flujos de inmigración son más intensos en la segunda mitad del año. A lo largo del año 2017 volvieron a España 78.000 españoles que residían en el extranjero, mientras que se fueron casi 87.700. Esto deja un saldo negativo de 9.600 españoles menos. El año anterior el saldo negativo alcanzó los 27.300 españoles, tres veces más, y en 2015 ssuperó los 42.500, lo que supone casi cuatro veces más de pérdida de población española que en 2017.

[Por qué los italianos se mudan en masa a España]

Esta mejora sostenida en el saldo migratorio se ha producido principalmente por el regreso de españoles a sus casas. En el peor año de la crisis migratoria, en 2015, apenas volvieron a España 52.100 nacionales, mientras que en 2017 esta cifra superó los 78.000 nacionales. En otras palabras, el regreso de emigrantes se ha disparado un 50%. Por el contrario, el número de españoles que emigran del país se ha disminuido un 7%, pasando de 94.600 emigrantes a menos de 87.700 emigrantes.

Leave a comment

Back to Top