Renfe vuelve a entrar en pérdidas lastrada por los negocios de mercancías y talleres

Empresas, EXPANSION

La compañía incurrió de nuevo en pérdidas al inicio del año tras lograr en 2017 los primeros beneficios de su historia, dado que en los cuatro primeros meses registró números rojos de 1,2 millones de euros, afectada por los negocios de tráfico de mercancías y talleres.

La división de transporte de viajeros se mantuvo en beneficios, al ganar 7,7 millones de euros gracias al impulso del AVE, aunque estas ganancias no pudieron compensar las pérdidas de 9,35 millones generadas por el negocio de carga y las de 4,3 millones de la rama industrial.

No obstante, Renfe prevé revertir sus pérdidas totales a medida que transcurra el año y lograr así su segundo beneficio consecutivo a la conclusión de 2018.

De hecho, los números rojos con los que la compañía cerró abril son un 80% inferiores a los de un año antes y un 92% menores a los de 17 millones contabilizados el mes anterior, al cierre de marzo.

Además, la operadora pública reportó un beneficio bruto de explotación (ebitda) positivo de 132 millones, importe similar al de un año antes, según las cuentas del grupo del primer cuatrimestre a las que ha tenido acceso Europa Press.

En el plano operativo, Renfe disparó un 20,8% sus ingresos entre enero y abril, hasta sumar 1.271 millones de euros, en su mayor parte provenientes del transporte de viajeros.

Los trenes AVE y Larga Distancia facturaron 451,9 millones, un 3,2% más, tras incrementar un 4,1% el número de viajeros transportados, hasta los 10,66 millones. De ellos, siete millones de usuarios corresponden a los servicios de Alta Velocidad, un 3,8% más, y los 3,7 millones restantes (+4,5%) al resto de servicios que circulan por estas vías en parte de sus recorridos, como son los Alvia o los Altaria.

De su lado, la explotación de los servicios públicos de Cercanías y Media Distancia convencional reportaron 249,34 millones, un 3,6% más, tras elevar también un 3% el número de viajeros, hasta los 155,94 millones.

En cuanto al negocio de Mercancías, en el que actualmente Renfe acomete un plan de saneamiento, cerró abril con pérdidas de 9,35 millones, tras reducir un 4,8% sus ingresos, hasta 72,9 millones y pese al recorte del 5,3% acometido en los gastos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top