Turquía busca nuevas alianzas para salir de la crisis

Economia, EXPANSION

Turquía busca reforzar su relación con Rusia PAVEL GOLOVKIN | EFEEXPANSIÓN

De manera reiterada, Recep Tayyip Erdogan ha demostrado su disposición a ceder en las disputas diplomáticas cuando las circunstancias lo exigían.

A medida que la tensión con Donald Trump iba en aumento en las últimas semanas, provocando una caída en picado de la lira turca, muchos analistas creyeron que las necesidades económicas obligarían una vez más al presidente turco a hacer uso de su pragmatismo. Sin embargo, la actitud desafiante de Erdogan ha despertado cierta inquietud y hace pensar que esta vez todo podría ser distinto.

Incluso después de una semana crítica en la que la moneda local perdió más de un 20% de su valor frente al dólar, lo que repercutió directamente sobre las empresas y los bancos turcos, Erdogan permaneció imperturbable.

Utilizando las palabras del poeta turco Nazim Hikmet, el presidente aseguró en una reunión de altos cargos de su partido celebrada en Trabzon el pasado domingo que “este país es nuestro y no se doblegará ante ningún adversario extranjero” .

Algunos observadores creen que, dado que Turquía tiene que captar más de 200.000 millones de dólares al año de financiación extranjera para mantener a flote su economía, a Erdogan no le quedará otra alternativa que acabar cediendo a la demanda de Trump de liberar a un pastor de nacionalidad estadounidense y anunciar un paquete de medidas destinadas a tranquilizar a los inversores.

Apoyos

Sin embargo, el presidente turco podría recurrir a Rusia, Qatar o China en busca de apoyos, aflojando aún más los vínculos que unen a Turquía con Occidente y con uno de los miembros de la OTAN más importantes desde el punto de vista estratégico.

En una carta publicada el viernes en el diario New York Times , Erdogan pidió a Washington que dejara de ver a Turquía como a un socio menor ya que, de lo contrario, “EEUU comprobaría que Turquía tiene otras alternativas”.

El domingo, Erdogan se reafirmó en esa idea, asegurando que: “nuestra respuesta a la persona que ha declarado una guerra comercial contra todo el mundo, incluido nuestro país, es la búsqueda de nuevos mercados y nuevas alianzas”.

Atilla Yesilada, consultora de GlobalSource Partners, con sede en Estambul, opina que del lenguaje contundente de Erdogan se desprende que está estudiando otras opciones. “Tengo la impresión de que ha hablado con el presidente ruso, Vladimir Putin, y que este le habrá prometido algunos créditos. Estoy convencida de que tiene unas expectativas razonables de que conseguirá liquidez de algún país”.

Las tensiones entre Turquía y Occidente han aumentado en los últimos años, a medida que Erdogan, cuyo partido subió al poder en 2002, se ha ido enfrentando a una espiral de acusaciones por su conducta autoritaria.

Mientras aumentaban las tensiones con los países de la UE_y con EEUU, Turquía ha aumentado la cooperación con Rusia. La decisión de Ankara de comprar un sistema de defensa aérea de Moscú ha sido el detonante de la crisis entre EEUU y Turquía.

El lunes, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov inició su visita de dos días a la capital de Turquía. Un portavoz del ministerio ruso explicó que las conversaciones se centrarán en el conflicto en Siria y en la inestabilidad de la región, pero añadió que también se hablará de cómo reforzar las relaciones económicas entre los dos países.

Turquía también ha buscado el apoyo de China. Horas después de que Trump amenazara por primera vez con “importantes sanciones” el mes pasado, Berat Albayrak, ministro de Economía y yerno de Erdogan, anunció que el Banco Industrial y Comercial de China se ha mostrado dispuesto a conceder un préstamo de 3.600 millones de dólares que irá destinado a los sectores de la Energía y de Transportes.

Otra alternativa es Qatar. Turquía se ha convertido en un aliado cada vez más importante de este próspero país del Golfo, en el que tiene una base militar; además, Ankara ha reforzado sus vínculos económicos con Arabia Saudí.

“Turquía es un estrecho aliado”, declaró el domingo el gabinete de Comunicación del Gobierno de Qatar. “Tenemos plena confianza en la fortaleza de la economía turca y nuestras inversiones en el país no cambiarán. No hemos recibido ninguna solicitud de ayuda del Gobierno turco hasta el momento”, puntualizaron desde Qatar.

No obstante, un banquero que opera desde el Golfo opina que “seguramente Qatar será uno de los primeros países a los que Turquía recurrirá en busca de ayuda”.

No obstante, el embargo hace que incluso la península se enfrente a sus propios desafíos económicos. Y puede que apoyar a Turquia en su disputa con EEUU no sea la mejor idea para Qatar. El país alberga la base militar más grande de EEUU en la región y ahora intenta contar con el apoyo de EEUU en su disputa con sus rivales del Golfo.

Tim Ash, analista de BlueBay Asset Management, duda de que Turquía encuentre los apoyos que necesita en los países no occidentales. “Los turcos necesitan miles de millones de dólares. Si fuera un programa del FMI, estaríamos hablando de entre 20.000 y 40.000 millones de dólares”, opina Ash.

En su opinión, Rusia también tiene sus propios problemas con las sanciones de EEUU y China seguramente se mostrará precavido porque no querrá despertar malestar en EEUU. En cuanto a Qatar, en ese caso no sería capaz de ofrecer suficientes ayudas él solo.

Lo mismo piensa Behlul Ozkan, catedrático de relaciones internacionales de la Universidad Marmara de Estambul. “Si pone fin a su alianza con Occidente, no obtendrá el suficiente capital de China, Rusia o el Golfo”, sostiene.

No obstante, algunos observadores temen que, incluso si Erdogan acaba cediendo, esta disputa tendrá un impacto irreversible en la relación con Occidente de un país que une Europa y Asia, alberga una importante base militar estadounidense y ha acogido a 3,5 millones de refugiados sirios.

“La diplomacia de Trump empujará a Turquía a los brazos de Rusia”, lamenta un veterano diplomático occidental. “Erdogan buscará otros aliados. Habrá alianzas geopolíticas que no nos gustarán”, concluyen.

Leave a comment

Back to Top