Bancos y empresas tendrán que pagar hasta un 80% más para financiarse en el mercado de bonos

Empresas, EXPANSION, Mercados

Dreamstime

11:37

11:35

11:34

Caixabank

  1. El Chart de Hódar: Telefónica, a la cabeza del Ibex
  2. Cepsa: a qué tipo de inversor le interesará entrar tras la OPV
  3. El Ibex salva los 9.300 puntos gracias a los avances de la banca
  4. Dia suma bajistas: ya hay 10 con participaciones superiores al 0,5%
  5. El Ibex mira a EEUU para salvar la semana

Infiniti

IBEX35
IBEX35 -0,73% 9.246,50
MEJORES %
1. AENA +0,98
2. REE +0,68
3. ENDESA +0,43
4. IAG +0,00
5. VISCOFAN -0,08
PEORES %
1. ARCELOR -3,13
2. INDRA -2,57
3. CELLNEX TE -2,56
4. ACERINOX -2,20
5. AMADEUS -2,20
BOLSA MADRID
-0,71% 937,4
DOW JONES
-0,75% 26.627,5

BBVA, Abertis y Santander son los más afectados. El cambio en la política monetaria y las turbulencias impactan en los precios en 2018.

Las señales están ahí. Hace dos años, más de 12 billones de dólares de deuda de Estados y compañías de todo el mundo cotizaban en el mercado a tipos negativos. Hoy, esa cifra se ha reducido a la mitad, según los datos de la gestora Legg Mason. La rentabilidad del índice europeo de deuda corporativa ha subido un 40% en lo que va de año y cotiza ya cómodamente por encima del 1%. Después del boom de emisiones de septiembre, que pese a todo fue inferior al de hace un ejercicio, esta semana se produjo el miércoles el primer día de emisiones cero desde agosto en la zona euro.

El mercado de deuda ha dejado de ser el olimpo que ha sido durante los últimos años. Las tensiones macroeconómicas y el principio del fin del auxilio financiero del Banco Central Europeo (BCE) están mostrando su peor cara. Las empresas y los bancos españoles no se están librando del impacto. En lo que va de año, la rentabilidad media de sus bonos en el mercado secundario de deuda se ha disparado hasta un 80% en el peor de los casos, lo que implicará un alza de su coste de financiación en consonancia cuando salgan a recaudar dinero.

BBVA, Abertis y Santander son los principales afectados entre los grandes nombres corporativos nacionales. Los bancos, con la crisis italiana de telón de fondo, se están viendo afectados en su conjunto por la nueva zozobra y el efecto en la deuda de BBVA y Santander es un ejemplo de ello. Abertis, por su parte, está siendo valorada por los inversores a la nueva luz que le da el cambio en la propiedad y eso ha provocado un reajuste de los precios.

El resultado es un repunte del 80% en lo que va de año en la rentabilidad media que los inversores exigen para tener en sus manos bonos sénior a cinco años de BBVA, de más del 75% en Abertis y del 65% en Santander, según los datos de cotizaciones de Bloomberg.

Telefónica, Naturgy, Iberdrola y Repsol

Las otras empresas españolas asiduas al mercado de bonos tampoco se libran. La subida en el caso de Telefónica es del 50%, mientras que en Naturgy supera el 30%, Iberdrola se sitúa en el 22% y Repsol, la menos afectada ya que cuenta a su favor con el alza del precio del petróleo, se queda en un 12%.

Nada de ello pasará factura a las entidades hasta que no decidan pisar el mercado y apelar a los inversores. Mientras tanto, pueden mirar los toros desde la barrera. Y muchas lo están haciendo; de ahí la caída en el volumen de emisiones de 2018 con respecto al del año anterior tanto en Europa como en España. Ante el encarecimiento de costes, las empresas se están retrayendo. Pero eso no ha impedido que ya haya habido algún efecto contante y sonante.

La emisión de 1.000 millones de euros de Telefónica de principios de septiembre es un ejemplo. La compañía pagó un diferencial sobre el tipo de referencia para las emisiones a tipo fijo (mid-swap) de 95 puntos básicos, cuando en enero le bastó con que la prima se situara en 58 puntos básicos para tentar a los inversores. El encarecimiento es del 64% y el resultado fue que la operadora pagó más por su emisión de septiembre a siete años que por la de enero a nueve ejercicios.

En el sector financiero, Santander Consumer Finance tuvo que abonar una prima de 83 puntos básicos por su colocación de deuda sénior de hace poco más de una semana cuando en mayo 50 puntos básicos fueron suficientes.

Pese a ello, el cupón que pagará Telefónica por sus 1.000 millones es inferior al 1,5% y Santander Consumer desembolsará un 1,125% en intereses por su deuda a cinco años. «Las rentabilidades siguen siendo muy atractivas para las compañías», señalan fuentes del mercado, que añaden que el coste ha subido, pero que continúa en una zona cercana a los mínimos históricos artificialmente fijados por la intervención en el mercado del BCE.

Este escenario hace que Moody’s lance un mensaje tranquilizador. «Esperamos una retirada gradual de los estímulos del BCE, con los costes de financiación para todos los emisores europeos subiendo a un ritmo modesto», asegura la agencia de ráting en un informe. La entidad cree que este encarecimiento será manejable para la mayoría de las compañías, aunque alerta de que la situación puede ser distinta si la subida de los tipos de interés es más rápida y empinada de lo previsto.

Leave a comment

Back to Top