Neinor reduce sus pérdidas un 6,6% y supera los 1.000 millones en preventas

Empresas, EXPANSION

Juan Velayos, consejero delegado de Neinor. EXPANSION

Neinor avanza hacia el break-even y coge velocidad en el tercer trimestre. La promotora, que acumula actualmente unas preventas en libro de 1.019 millones, con 3.049 viviendas, cerró el tercer trimestre del año con unas pérdidas netas de 5,7 millones de euros, lo que supone un 6,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. La previsión del grupo pasa por cerrar el año en número negros.

En términos operativo, Neinor logró hasta tercer trimestre del año unos ingresos de 156 millones de euros, un 8% menos que el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, al contrario de lo que ocurría en 2017, a cierre de septiembre la promoción (principal actividad del grupo) era la línea de negocio que más pesaba en su balance, con casi 100 millones de euros.

Los ingresos procedentes del negocio de servicing, en virtud del contrato que mantiene con Kutxabank con vigencia hasta 2022 para la gestión de activos inmobiliarios, ascendieron a 23,4 millones, mientras que la venta de activos adquiridos como parte del acuerdo alcanzado con la entidad financiera (legacy) se situaron en los 31,4 millones.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) operativo alcanzó los 9,5 millones de euros, lo que supone multiplicar por cuatro la cifra de junio. En términos interanuales el ebitda operativo se ha multiplicado por 19 desde septiembre de 2017.

Plan de entregas

La compañía, que prevé entregar catorce promociones con 1.000 viviendas a lo largo de 2018, ha entregado hasta octubre un total de nueve promociones y 474 unidades.Neinor acelerará el ritmo en el cuarto trimestre del año con la entrega de cinco promociones más, con un mayor volumen de viviendas.

“Si se entregan las viviendas previstas podríamos movernos a finales de año en línea a lo estimado por el consenso de analistas y lograr ya resultado neto positivo”, anticipa el consejero delegado de Neinor, Juan Velayos. De acuerdo con los analistas, Neinor podría cerrar el año con un ebitda positivo de más de 50 millones de euros.

Respecto a los objetivos de entrega a 2019 y 2020, Velayos subrayó que la compañía avanza según lo previsto. Así, de las 2.000 viviendas que prevé entregar en 2019 cerca de un 78% está prevendido y de las 4.000 entregas previstas para 2020, las preventas alcanzan ya el 22%.

En cuanto a la inversión en suelo, la compañía destinó 85,7 millones de euros a la compra de suelo, de los que 42 millones fueron para adquirir terreno finalista. La compañía cuenta actualmente con suelo para la promoción de 13.700 viviendas.

Además de la venta a particulares, Velayos considera que el crecimiento del mercado del alquiler es una “oportunidad” para compañías como Neinor para generar una rentabilidad adicional. El directivo considera que los nuevos actores que están ganando peso en mercado de alquiler, como las Socimis, necesitan viviendas que incluir en sus carteras.

“Nadie como nosotros puede atender a la demanda de viviendas para este mercado pero no lo vamos a hacer sacrificando margen promotor”, advierte.

Impuesto hipotecario

En cuanto al impacto de la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas, Velayos asegura que el impacto ha sido mínimo. “En las hipotecas subrogadas, que son la mayoría, no afecta en nada ya que no se devenga el impuesto. En las no subrogadas se puede producir cierta ralentización en casos puntuales”, advierte.

Respecto al plan del Gobierno de Ada Colau para destinar el 30% de las nuevas viviendas a uso social, el directivo advirtió que invertir en regiones “donde no hay seguridad jurídica” es “poco riguroso”. “No creo que la decisión sea buena. Puede provocar una judicialización en suelo y que no se genere oferta; una ralentización de la inversión y, además, no creo que se cumpla con el objetivo pretendido”.

Leave a comment

Back to Top