Casado se desmarca de Cospedal y pide el cese de Delgado, Celaá, Duque y Borrell

Economia, EXPANSION

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, durante la reunión del Grupo Popular en el Senado, celebrada hoy. EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha soltado definitivamente amarras con el cospedalismo. A la espera de que la ex secretaria general renuncie a su acta de diputada y libere al partido del estigma de la cloaca, ha contrapuesto su apuesta por la «ejemplaridad» a las «prácticas del pasado». Y ha intentado poner el foco en los escándalos del Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras presidir la reunión del Grupo Popular en el Senado y arengar a sus senadores contra las «vergonzantes prácticas del pasado», Casado ha exigido que se establezca un mismo «rasero» de «ejemplaridad» para todos los partidos y ha arremetido contra la prensa por «cebarse» más con los populares que con los socialistas.

En este sentido, ha pedido a Sánchez que cese a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, «quien conoció de delitos y de una trama mafiosa y sigue en su escaño azul», y de los ministros de Educación (Isabel Celaá), Ciencia (Pedro Duque) y Exteriores (Josep Borrell), «ante sus casos de irregularidades patrimoniales».

«No sé a qué espera [Sánchez] para cesar a la ministra de Justicia y, según su baremo de cese, a los tres ministros que no aclaran su situación patrimonial», ha reiterado después.

De esta manera, Casado intentar ganar tiempo hasta que Cospedal abandone su acta de diputada en el Congreso, donde también preside la Comisión de Asuntos Exteriores y es miembro de la Diputación Permanente.

Fuentes del PP aseguran que, por un lado, lo mejor para la formación sería que Cospedal dejara el escaño cuanto antes para no perjudicar más la campaña de las elecciones andaluzas; pero, por otro lado, su elevada influencia en el partido hace que su marcha tenga que digerirse antes incluso de que se produzca.

Además, aseguran que Cospedal se ha aferrado al acta de diputada, que es personal e intransferible. «Es un miura, no va a ser tan fácil», subraya un popular, en referencia a que ella ha pedido tiempo para una salida airosa.

El jefe de la oposición se ha referido también, cómo no, a la dimisión de Cospedal como vocal de la Ejecutiva Nacional alabando su «gesto» que, a su juicio, «le honra y es compatible con lo que ella ha defendido». «Pero también es compatible con el compromiso que yo adquirí con todos los españoles, de que el PP fuera el partido más transparente y ejemplar», ha defendido, para desmarcarse de ella. «Pero eso sí, exijo que a todos se les exija por igual», ha agregado, en referencia de nuevo al Ejecutivo.

En el último audio conocido hoy entre el comisario José Villarejo y el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, éste le asegura a Villarejo que «el jefe» Rajoy estaba al tanto de los trabajos «puntuales» que le encomendaron su mujer y él, como espiar al hermano del exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y al ex secretario general del PP Javier Arenas, según ha publicado moncloa.com.

A este respecto, Casado ha salido por la tangente: «Yo no comento conversaciones privadas que no puedo certificar que son ciertas».

Similar estrategia ha elegido el senador Arenas, quien se ha limitado a decir que «lo mejor» para el PP es que él no haga «ningún comentario».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top