La nueva jefa de Tesla tendrá que ponerse dura

5 DIAS, Opinión

Elon Musk tiene por fin supervisión de un adulto. Robyn Denholm, jefa de finanzas de la teleco australiana Telstra, pasará del consejo de Tesla a la presidencia, y supervisará a tiempo completo a su errático CEO. Pero tendrá que ponerse más dura.

Tener un presidente independiente es una ventaja, incluso siendo una imposición de la SEC tras las excesivamente confiadas palabras de Musk sobre una posible salida de Bolsa. La empresa tiene mucho que hacer, desde la tarea práctica de aumentar la producción hasta mantener contentos a los inversores y hacer frente a las consecuencias de los comentarios pasados de rosca de Musk.

Denholm tiene el tipo de historial que debería ayudar, al menos una vez haya salido completamente de Telstra, en seis meses. Su experiencia profesional incluye cargos relacionados con automóviles en Toyota y tecnología en Juniper Net­works (redes y seguridad). Su experiencia también abarca asuntos operativos y financieros, ambos importantes en Tesla.

Dicho esto, su historial no es intachable. Desde 2014, ella y otros consejeros han dejado demasiado margen de maniobra a Musk. Presidió el comité de auditoría de la compañía y participó en la extraña compra por 2.600 millones de dólares de SolarCity, otro proyecto personal de Musk, cuyas actividades han disminuido desde entonces. Incluso tiene el dudoso honor de haber sido nombrada en al menos en una demanda de un inversor.

El año pasado, Denholm –que ya no tendrá que estar todo el día viajando– cobró casi 5 millones de dólares del fabricante de automóviles, más del triple de los aproximadamente 1,5 millones que le pagaron por su trabajo a tiempo completo en las antípodas. Eso puede ayudar a explicar por qué va a asumir el puesto de Musk justo un mes después de aceptar el de directora financiera de Telstra.

Musk dice que está deseando trabajar con su nueva jefa. Lo ideal es que la presidenta y el consejero delegado estén sincronizados, pero para proporcionar los controles y equilibrios que la SEC y los inversores claramente quieren, Denholm también va a tener que hacer frente a Musk más a menudo que el consejo en la que se ha sentado hasta ahora.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Leave a comment

Back to Top