Trump y la OPEP desinflan de nuevo el precio del petróleo

EXPANSION, Mercados

Imagen de instalaciones petrolíferas Bloomberg

El barril de Brent vuelve a registrar caídas superiores al 3% y su precio se desinfla a mínimos de siete meses. El West Texas, de referencia en EEUU, toca mínimos del año.

La propuesta de Arabia Saudí de reducir las cuotas de producción en cerca de un millón de barriles diarios en 2019 activó ayer la remontada del precio del petróleo. Pero su efecto ha sido efímero.

Las presiones lanzadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, y el último informe mensual de la OPEP aceleran de nuevo las caídas en la cotización del petróleo.

El barril de Brent, de referencia en Europa, remontó ayer hasta acercarse al umbral de los 72 dólares. La jornada de hoy, en cambio, depara caídas de más del 3%. El Brent se desinfla hasta los 68 dólares, en zona de mínimos de siete meses, desde abril. Con estos niveles está a punto de borrar todo el rally que había acumulado desde el inicio del año.

El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se afianza en un mercado bajista al acumular caídas superiores al 20% desde sus máximos registrados a finales de septiembre. En su descenso se repliega hasta los 58 dólares, sus cotas más bajas desde finales de 2017.

Los operadores del mercado del petróleo cortaron la remontada con el mensaje lanzado ayer por el presidente de EEUU. Donald Trump instó a Arabia Saudí y a la OPEP a evitar un recorte de producción, y añadió que los precios del crudo deberían estar mucho más bajos con los actuales niveles de suministro.

Las caídas en el precio del petróleo se aceleran con la publicación del último informe mensual de la OPEP. El propio cartel advierte de un “creciente superávit de suministro” en el mercado del petróleo en 2019. “Si bien el mercado del petróleo ha llegado a un equilibrio, los pronósticos para el crecimiento de suministro de países fuera de la OPEP en 2019 indican volúmenes más altos que superan la expansión en la demanda mundial de crudo”.

Desde la OPEP reconocen que la oferta está creciendo a un ritmo superior al de la demanda, debido sobre todo la mayor bombeo por parte de los países no pertenecientes a la OPEP. Este desequilibrio, además, podría agravarse si se confirman las perspectivas de una desaceleración de la economía mundial.

El informe mensual de la OPEP contempla ahora un crecimiento de la demanda global de petróleo de 1,29 millones de barriles diarios, 70.000 barriles menos que en su anterior estimación.

Las nuevas previsiones de la OPEP avivan el debate sobe un eventual recorte de la producción de crudo en 2019 por parte de la organización. La medida podría ser estudiada en la cumbre de la OPEP prevista para el próximo 6 de diciembre.

La AIE alerta de una crisis global si no se incrementa la inversión

Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha dicho este martes que se afronta “una crisis mundial en la oferta de petróleo a mediados de la próxima década” si los países productores de crudo convencional, la mayoría en Oriente Medio, no aumentan su inversión en proyectos de extracción.

El director general de la AIE, Fatih Birol, ha explicado que esta crisis plantea “un gran desafío” para “la seguridad energética” global. “Los mercados del petróleo entran en una nueva fase de gran volatilidad e incertidumbre por los cambios en los fundamentos del sector, pero también por la mayor interconexión entre la geopolítica y la energía”, ha afirmado.

Leave a comment

Back to Top