Alivio para la libra y las empresas españolas con filiales británicos

EXPANSION, Mercados

Dreamstime

Los inversores se lanzaron ayer a comprar libras esterlinas con la esperanza de que el borrador de acuerdo del Brexit, pergeñado ayer por Londres y Bruselas, sea ratificado en las próximas semanas y pueda aplicarse en la fecha prevista de salida británica de la Unión Europea (UE), el 29 de marzo de 2019.

Durante la jornada, la divisa de Reino Unido llegó a subir más del 1,3% frente al dólar y un 0,8% frente al euro, aunque al final de sesión moderó algo las ganancias al surgir las dudas sobre la disposición del Parlamento británico a dar su permiso al pacto. La libra, al superar los 1,15 euros, alcanzó su máximo de los últimos meses ante la moneda única.

Grupos españoles con intereses en Reino Unido también vivieron un buen día en Bolsa. IAG, hólding de British Airways e Iberia, avanzó un 3,4%, mientras que los bancos Sabadell y Santander se revalorizaron más de un 2%. Telefónica lo hizo por encima del 1%, mientras que Ferrovial e Iberdrola tuvieron subidas más modestas, de entre el 0,5% y el 1%.

Un acuerdo amistoso entre Reino Unido y la UE beneficia a esas empresas por dos vías. Primero está el efecto divisa, ya que la subida de la libra impulsa el valor en euros de los beneficios y dividendos que esas firmas obtienen en Reino Unido. Por otro, un Brexit amistoso creará una menor incertidumbre económica y regulatoria para todos los grupos que operan en Reino Unido.

Termómetro

Desde el referéndum de junio de 2016 que aprobó el Brexit, la libra ha sido el principal termómetro de las negociaciones de salida, ya que los inversores temen que una ruptura brusca con la UE podría dificultar a Reino Unido la atracción de los inversores internacionales que ahora financian su doble déficit fiscal y por cuenta corriente. La depreciación de la divisa acumulada en los últimos tres años asciende a alrededor del 15%.

El repunte de ayer deja a la libra todavía lejos de los niveles precios al plebiscito. Según Jordan Rochester, analista de divisas de Nomura, «el borrador de acuerdo es un paso más, pero no el definitivo, hacia una solución que impulse a la libra». En sus escenarios, si el Gobierno británico aprueba hoy ese documento, la libra podria subir a 1,310-1,325 dólares (anoche se situó a 1,30). En caso de que el Parlamento lo ratifique al final de año, la moneda podría dispararse a una horquilla entre 1,35-1,40 dólares. Una vez consumado un Brexit ordenado en marzo de 2019, el Banco de Inglaterra podría subir tipos llevando la libra a 1,45-1,50 dólares al final del próximo ejercicio.

Bank of America Merrill Lynch estima que la libra podría repuntar un 12% frente al dólar y un 3% frente al euro el año que viene en caso de un Brexit ordenado y un periodo de transición hasta 2021.

Entre los más optimistas sobre la libra figura Savvas Savouri, economista jefe de Toscafund Asset Management, quien cree que la libra podría subir hasta los 1,35 euros y los 1,60 dólares cuando se disipe la incertidumbre del Brexit, recobrando lo perdido en los últimos años. Otros analistas lo ven difícil, ya que incluso en el mejor Brexit, la economía británica sufrirá al limitar el flujo libre de bienes, servicios y empleados con la UE.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top