E.on reduce su beneficio un 21% hasta septiembre

Empresas, EXPANSION

Sede de E.on en Dusseldorf. Wolfgang von BrauchitschBloomberg

La compañía alemana de suministro energético E.on redujo en los tres primeros trimestres el beneficio neto atribuido un 21%, hasta 2.920 millones de euros, en comparación con igual periodo de 2017, cuando tuvo ingresos extraordinarios por la devolución del impuesto sobre la energía atómica.

E.on informó hoy de que la facturación bajó entre enero y septiembre un 13%, hasta 24.342 millones de euros, tras la aplicación este año por primera vez de las nuevas normas de información contable IFRS 15.

Este año ya no contabilizan en ingresos de la compañía ayudas a las renovables y otras exacciones por lo que se reducen las ventas y costes de material.

El beneficio operativo antes de extraordinarios subió un 11%, hasta 2.352 millones de euros, en parte debido a factores estacionales y por mejores negocios en las redes de distribución de electricidad y gas y en renovables, donde gestiona nuevos parques eólicos.

El beneficio operativo se benefició en Suecia de la mejora del margen bruto en el negocio de electricidad por el aumento de las tarifas.

Las ventas en las actividades no estratégicas, que consiste en PreussenElektra, que gestiona las estaciones nucleares en Alemania, y el negocio en Turquía, subieron un 19 % por la mejora en la generación en Turquía.

El director financiero de E.on, Marc Spieker, confirmó los pronósticos para el 2018 de un resultado operativo antes de extraordinarios de entre 2.800 y 3.000 millones de euros, que probablemente se acercará a la parte alta del rango.

E.on ha reducido el endeudamiento neto un 20%, hasta 15.400 millones de euros respecto a finales de 2017 (19.200 millones de euros) por los ingresos de la participación en Uniper.

Ha adquirido Innogy, que era la división de renovables y redes de RWE, y tras la integración ambas empresas se llamarán E.on.

E.on e Innogy han completado una validación inicial de las sinergias identificadas entre 600 y 800 millones de euros a partir de 2022.

La compañía alemana asegura que la integración se llevará a cabo de una forma socialmente responsable tras haber llegado a acuerdos con los sindicatos en Alemania.

Después de que E.on se haga con la totalidad de Innogy, E.on y RWE se repartirán los negocios. E.on se va a concentrar en los negocios de redes y distribución de Innogy y RWE en la producción de electricidad.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top