El Ibex se frena con Repsol bajo presión

EXPANSION, Mercados

Interior de la Bolsa de Madrid EFE

El desplome del petróleo presiona a las empresas más ligadas a la energía, y las Bolsas en Europa sufren para evitar los descensos. El Ibex reacciona después de tocar mínimos intradía en los 9.036 puntos. Repsol acusa el varapalo sufrido por el precio del crudo, y OHL ahonda sus mínimos en Bolsa justo antes de sus resultados.

Los mercados se abonan a los sobresaltos. Si el pasado lunes las presiones bajistas se concentraron en Wall Street, con caídas de hasta el 3% en el Nasdaq, ayer la oleada de ventas se trasladó al mercado del petróleo. Las caídas rozaron el 7% en el Brent y en el West Texas, de referencia en EEUU, que registró su mayor caída diaria en tres años. Los inversores aceleraron su desbandada después de que la OPEP advirtiera de un «creciente superávit de suministro» en el mercado del petróleo en 2019, debido a que la oferta está creciendo a un ritmo superior al de la demanda. En menos de mes y medio el petróleo ha borrado todo el rally acumulado en 2018, con caídas próximas al 25%, y que había convertido al crudo en uno de los activos estrella del año. En la sesión de hoy el rebote se hace de rogar. El Brent se atasca cerca de los 66 dólares, en mínimos de ocho meses, y el West Texas en los 56 dólares, en mínimos del año.

El desplome del precio del petróleo condiciona los ajustes de carteras en la renta variable. Detrás del varapalo al precio del petróleo están también los temores a una desaceleración de la economía global. Wall Street cerró ayer en negativo (-0,14% en el S&P 500 y -0,4% en el Dow Jones) debido al lastre del sector energético. En Asia, el menor peso de las empresas petroleras ha permitido un signo mixto. El Nikkei de Tokio ha finalizado un 0,16% al alza, mientras que la Bolsa de Shanghai ha perdido un 0,9%.

Las Bolsas europeas disipan los efectos del rebrote de optimismo que se desató ayer con las noticias sobre un principio de acuerdo sobre el Brexit. Los analistas destacan las críticas internas lanzadas sobre Theresa May y se muestran cautos aún ante todos los pasos que deben dar Reino Unido y la Unión Europea para sellar su separación de manera consensuada. Las alertas procedentes del petróleo, los nuevos síntomas de desaleración económica y el enfrentamiento entre el Gobierno italiano y Bruselas obstaculizan las subidas en los principales índices bursátiles. De acuerdo con el dato publicado esta mañana, el PIB de Alemania bajó un 0,2% intertrimestral en el tercer trimestre, una décima más de lo esperado por los analistas.

El Mib italiano destaca en las caídas en Europa, y el Ftse británico recupera los 7.000 puntos perdidos en la apertura, gracias al giro bajista que adopta la libra. Los avances sobre el Brexit evitaron a última hora las caídas en la sesión de ayer en el Ftse. En la jornada de hoy la Bolsa de Londres acusa el lastre de valores como la petrolera BP. Las presiones bajistas se multiplican también en otras petroleras europeas como Total, Eni, Galp, Tullow Oil y OMV. En el goteo de resultados empresariales destacan las cuentas de un referente sobre la salud del comercio mundial. El gigante danés del transporte marítimo Maersk ha superado las previsiones con sus resultados del tercer trimestre, pero ha ajustado a la baja sus previsiones de ebitda para el cierre del año debido al freno en el número de contenedores transportados. Sus acciones cotizan sin un rumbo claro en la Bolsa de Copenhague. En Alemania, las energéticas E.On y RWE aceleran su remontada bursátil con sus cuentas, todo lo contrario de lo que sucede con Mediaset, desinflado un 8% en la Bolsa de Milán en un día en el que las pérdidas superan el 10% en la cotización de otra empresa italiana, Geox, castigada por la caída del 8,2% en sus ventas.

La Bolsa española se une a la reacción del resto de la renta variable europea. Las caídas en el tramo inicial de la sesión superaron el 1% y borraron la subida del 0,76% que se anotó ayer el Ibex. En sus mínimos intradía el índice selectivo español cayó hasta los 9.036 puntos, más cerca de perder el nivel de los 9.000 puntos. La posterior reacción lleva al Ibex a tocar máximos intradía por encima de los 9.145 puntos con los que cerró ayer.

La magnitud del desplome en el precio del petróleo pone en el punto de mira a Repsol, y a otros valores ligados al sector petrolero como Técnicas Reunidas. Las acciones de Repsol limitaron ayer sus caídas al 0,8%, sólo unas horas antes de que el barril de Brent rozara el 7% de pérdidas.Hoy sus títulos registran recortes de hasta el 2%. Por el contrario, Técnicas Reunidas remonta en Bolsa, con el visto bueno de Kepler y Morgan Stanley, después de que las referencias adversas sobre el precio del petróleo elevaran al 2,47% las caídas sufridas ayer con motivo de sus resultados. Las presiones se extienden a otros valores ligados a las materias primas, como ArcelorMittal y Acerinox. El descalabro en el precio del petróleo también tiene un impacto mucho más favorable en otras compañías del Ibex, sobre todo en IAG. La aerolínea subió ayer un 3,3%, y hoy intenta consolidar su avance.

Los bancos intentan mantener el buen tono que mostraron en la sesión de ayer, liderados por Sabadell y Santander, especialmente favorecidos por los avances en las negociaciones sobre el Brexit por su exposición a Reino Unido. Al cierre de la jornada de hoy los focos de atención se centrarán en las constructoras. ACS y OHL publican sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año. Las acciones de OHL se ahondan sus mínimos históricos a la espera de sus cuentas. En el caso de Mediaset España, las presiones proceden de su matriz. Mediaset se desinfla hasta un 8% en la Bolsa de Milán después de publicar sus resultados.

El mercado de divisas prolonga la minitregua otorgada tanto al euro y a la libra a raíz de las noticias del acuerdo para el Brexit. El dólar mantiene el freno. El IPC de EEUU se ha ajustado a lo esperado al subir un 2,5% en octubre, un nivel que favorece nuevas subidas de tipos de la Fed. En la eurozona, el dato del PIB ha confirmado un crecimiento del 1,7%, si bien el dato de Alemania se ha quedado por debajo de lo esperado. El euro aguarda mayores novedades al filo de los 1,13 dólares, y la libra roza por momentos los 1,30 dólares.

A pesar de los síntomas de descelaración económica y del desplome en el precio del petróleo, los intereses de la deuda evitan los descensos. El persistente desafío presupuestario de Italia a Bruselas ayuda a mantener la tensión en la renta fija perférica. La prima de riesgo de Italia sube por momentos por encima de los 310 puntos básicos. En España, el interés exigido al bono español se mantiene en el 1,6%, y la prima de riesgo repite en el entorno de los 120 puntos básicos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top