El Ibex respira por encima del 9.100

EXPANSION, Mercados

Interior de la Bolsa de Madrid EFE

El optimismo inicial en las Bolsas europeas se disipa con las dimisiones en cadena en el Gobierno británico. La noticia derrumba la cotización de la libra, y siembra nuevas dudas sobre la dificultad para sacar adelante el acuerdo con la UE. El giro bajista en Europa se extiende a un Ibex que se aleja de los 9.189 puntos que alcanzó en la apertura. IAG, en vilo por las noticias sobre Reino Unido, destaca en las caídas, en una sesión en la que OHL agrava su desplome en Bolsa.

Las negociaciones sobre el Brexit amenazaban con provocar un terremoto político. Y la sacudida llega hoy con las dimisiones en cadena en el seno del Gobierno británico. Theresa May se queda en una delicada situación para sacar adelante el acuerdo alcanzado sobre el Brexit, incluso para asegurar su permanencia al frente del Gobierno. La mayor reacción la registra la libra, desplomada frente al dólar y al euro.

La Bolsa española ve peligrar el nivel de los 9.000 puntos. En la sesión de hoy se acerca por momentos a este nivel, muy lejos de los 9.189 puntos que alcanzó en la apertura. La noticia de las dimisiones en el Gobierno británico ha provocado un giro bajista en la renta variable europea, y ha acelerado las turbulencias en el mercado de divisas. Esta dimisión constata la dificultad para sacar adelante un acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea.

Las dudas que deparan las divisiones a la hora de aprobar el acuerdo sobre el Brexit salpican a las cotizaciones de empresas españoles con una mayor exposición al mercado británico, como IAG, Santander, Sabadell y Ferrovial. La aerolínea, fruto de la integración inicial de Iberia y British Airways, destaca entre los valores más penalizados de la jornada en el Ibex, con caídas de hasta el 5%.

El goteo de resultados empresariales continúa en la renta variable española. El mercado pone nota hoy a las cuentas publicadas al cierre de ayer a cargo de empresas del Ibex como ACS y Merlin. La constructora ganó un 14% más en los nueve primeros meses del año, mientras que Merlin aumentó su beneficio un 1,4%.

Sin embargo, los resultados que más ajustes de carteras provocan son los publicados también al cierre de ayer por OHL. La constructora se hundió otro 18% en el Mercado Continuo, hasta registrar nuevos mínimos históricos en 0,75 euros. Con una capitalización de 215 millones al cierre de ayer, OHL publicó unas pérdidas de 1.335 millones de euros. Al impacto de la venta del negocio de concesiones se suman las pérdidas computadas por los nuevos proyectos de construcción fallidos. El desplome bursátil continúa hoy, y sus títulos caen hasta los 0,53 euros, equivalente a una capitalización de apenas 150 millones.

El resto de Bolsas europeas adopta igualmente un giro bajista con las noticias de las dimisiones en el Gobierno británico. En los primeros compases de la sesión los inversores habían apostado por las subidas, alentados por los avances en las negociaciones sobre el Brexit y en las mayores esperanzas de un acuerdo comercial entre EEUU y China. Las turbulencias se agravan en el mercado de divisas, y la Bolsa que ofrece mayor resistencia a las caídas es, precisamente, la de Londres. El Ftse aprovecha el desplome que registra la libra, todo un estímulo para las empresas británicas con mayor exposición a mercados exteriores.

La cotización de la libra ha registrado su mayor caída en una hora desde el pasado mes de abril. El varapalo ha superado el 1%, y la divisa británica se encamina a una de sus peores jornadas del año. Comenzó la sesión en 1,302 dólares, y a raíz de la dimisión del ministro para el Brexit, se desinfla en su desplome hasta los 1,27 dólares. Los analistas de Nomura destacan que es muy difícil ser optimista con la libra en medio de tanta incertidumbre sobre el rumbo del Brexit. El euro se dispara frente a la libra, hasta un 1,5%, pero baja por momentos del nivel de los 1,13 dólares.

Las empresas automovilísticas borran parte de las subidas logradas en las últimas semanas al calor, en parte, del estímulo fiscal que podría introducir China, el mayor mercado del sector. La posibilidad de que las autoridades chinas rebajen a la mitad el impuesto aplicado a la compra de vehículos se diluye. Los obstáculos para avanzar en la negociaciones sobre el Brexit tampoco ayudan, y el sector cae cerca de un 2% de media en Europa. En el sector tecnológico, las empresas de semiconductores sufren un nuevo ‘profit warning’. La austriaca AMS ha rebajado sus previsiones afectada por el freno en los pedidos de Apple. Sus títulos se hunden hasta un 10%, y arrastran a otras compañías como STMicroelectronics. En el capítulo de resultados, los publicados por el grupo alemán de productos de consumo Henkel son recibidos con caídas.

Las empresas energéticas respiran con la mayor tregua otorgada al mercado del petróleo. El desplome se frena, y el barril de Brent intenta mantener al menos los 66 dólares, por encima de sus recientes mínimos de ocho meses. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se sitúa cerca de los 56 dólares, después de remontar desde sus cotas más bajas del año. El varapalo superior al 25% sufrido por el petróleo en mes y medio ha avivado el debate a un recorte de producción de la OPEP. La decisión final podría adoptarse el 6 de diciembre. Las últimas especulaciones elevaban la cuantía del recorte hasta los 1,4 millones de barriles diarios.

El reciente desplome en el precio del petróleo no ha evitado un ligero repunte en los intereses de la deuda pública. La rentabilidad exigida al bono español a diez años repite en el 1,6%, mientras que la prima de riesgo se estabiliza en el entorno de los 120 puntos básicos. En Italia, la prima repite por encima de los 300 puntos básicos.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top