Quince taxistas de Madrid inician una huelga de hambre

Empresas, EXPANSION

Decenas de taxis estacionados a las puertas del recinto ferial de IFEMA. Chema MoyaEFE

Quince taxistas han iniciado este viernes, a las 10 horas, una huelga de hambre para demostrar que el problema sobre la falta de regulación del sector de los Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC) hay que tratarlo porque es una «situación de vida o muerte», en palabras del portavoz de la Plataforma Caracol, Saúl Crespo.

En lo denominado ya por el sector como «zona cero», en los alrededores del recinto ferial de Ifema, se encontraba el grupo de taxistas mezclados con el resto de manifestantes, que en principio, no han querido hacer declaraciones a los medios, a la espera de ver cómo evoluciona la protesta.

De momento, estas personas, de diferentes edades, han dejado de comer, pero aún tienen que decidir cómo y dónde se va a desarrollar la huelga. Será una decisión que se tome en la asamblea de trabajadores que celebrarán a lo largo de esta mañana, coincidiendo con la quinta jornada de huelga indefinida.

Entre las cuestiones que influirán en la decisión están las temperaturas de los próximos días y la atención sanitaria que puedan recibir del Samur-Protección Civil. «Dependerá del frío y también de a dónde se trasladen las concentraciones», han explicado fuentes del sector a Europa Press.

La quinta jornada de huelga indefinida de los taxistas de Madrid transcurre hasta el momento con calma generalizada en la Feria de Madrid (Ifema), punto central de las protestas del colectivo, y con atascos en el centro de la ciudad, provocada por una marcha lenta en la que participan decenas de taxis.

Una caravana ha salido a primera hora de la mañana del cementerio de la Almudena y ha atravesado las calles de Alcalá, Goya y Génova, pasando por delante de las sedes de Ciudadanos y el PP y generando retenciones de tráfico.

Los taxistas, que ayer prometieron realizar medidas de protesta «más contundentes» para forzar la resolución de su conflicto con los vehículos de alquiler con conductor (VTC), habían anunciado para este viernes un encadenamiento y el inicio de una huelga de hambre por parte de una decena de ellos.

En Ifema, que alberga la feria de turismo Fitur desde el miércoles y donde desde las 6.00 horas del lunes se halla apostada una multitud de taxistas, se han vuelto a producir cortes en las vías que dan acceso a la puerta sur del recinto, las avenidas del Partenón y de la Capital de España, y en la segunda se ha instalado un cordón policial para evitar que los manifestantes accedan a la M-40.

Al igual que ayer, un centenar de taxistas ha realizado una sentada en el vestíbulo de la estación de Metro de Feria de Madrid, sin impedir el paso a los viajeros, y repitiendo consignas dirigidas en especial al presidente de la Comunidad, Ángel Garrido.

Varios líderes y portavoces de las asociaciones convocantes de la huelga han insistido en que los ánimos de los taxistas, muchos de los cuales han pasado frente a Ifema todas las noches de esta semana, siguen altos, y algunos han mostrado cierta inclinación a rebajar sus pretensiones ante la Comunidad de Madrid.

En Cataluña, la huelga de los taxistas barceloneses de esta semana se resolvió con el compromiso de la Generalitat de obligar a precontratar los servicios VTC con una hora de antelación en el área metropolitana de Barcelona, y el presidente de la Asociación Gremial del Auto-taxi de Madrid, Miguel Ángel Leal, ha admitido a los periodistas que «es difícil que cualquier administración pueda subir ese baremo».

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top