El cambio de modelo empresarial lleva a cifras récord las fusiones y adquisiciones mundiales

Empresas, EXPANSION

Dreamstime

Bain & Company señala a la tecnología como principal impulsora. Las operaciones alcanzaron los tres billones de euros el año pasado, un 17,2% más.

La revolución tecnológica ha modificado los modelos de negocio tradicionales y los directivos se cuestionan la vigencia de sus actuaciones. En un contexto de constante cambio impulsado por el auge del comercio electrónico, el análisis de datos, las nuevas capacidades digitales y el Internet de las cosas, las fusiones y adquisiciones han permitido a las empresas responder ante los retos de disrupción y crecimiento, según Bain & Company.

Además de la tecnología, la consultora señala en su último informe a la abundancia de capital como uno de los principales impulsores para que las fusiones y adquisiciones alcanzaran un valor total de 3,4 billones de dólares (2,99 billones de euros) a escala mundial en 2018, un 17,2% más que en el ejercicio precedente.

En lo que se refiere a la naturaleza de estas operaciones, el informe asegura que la mayoría de los tratos no estuvieron centrados en aumentar el tamaño de las empresas o generar sinergias de costes (scale deals), sino que se focalizaron en la adquisición de nuevas capacidades y la apertura de nuevos segmentos de negocio (scope deals).

«El año pasado, la mayoría de los acuerdos no fueron destinados a aumentar el tamaño de las empresas o generar sinergias de costes, sino a expandir el alcance de sus competencias. Esto es, bien un signo de exceso de confianza, o bien un gran cambio en la mentalidad de los ejecutivos acerca de la fuente y el valor del crecimiento futuro. Creemos que es lo segundo», indica en el documento Les Baird, director de Fusiones y Adquisiciones de Bain & Company.

Nuevas capacidades

De esta forma, el 15% de todos los acuerdos estratégicos con un valor superior a los 1.000 millones de dólares fueron fusiones y adquisiciones para implementar nuevas capacidades, frente al 2% de 2015. El aumento de la inversión corporativa de las empresas de capital riesgo, que se ha cuadruplicado desde 2013, sugiere que esta tendencia es aún más fuerte en el extremo más pequeño del espectro de las operaciones, donde se realizan la mayoría de los scope deals.

Además, casi un tercio de los scope deals de 2018 se correspondió con la compra de capacidades para acceder a las «oportunidades del mundo digital», como los vehículos autónomos, el comercio electrónico, la seguridad digital o el Internet de las cosas.

Entre los mejores ejemplos que definen estos movimientos, la firma de consultoría destaca la compra de compañías nativas digitales por otras de su gremio como Alibaba y Amazon para potencias sus propias capacidades. Otro caso es el de Ele.me, una plataforma de reparto de comida que ha permitido a Alibaba expandir sus servicios a través de otros distribuidores en China, o PillPack, que ha servido como soporte a Amazon en la la venta de productos farmacéuticos.

Al mismo tiempo, compañías líderes en negocios no digitales, como Medtronic y Richemont, se han provisto de soluciones que les permiten mantener viejos negocios a través de nuevas operativas. Medtronic compró Mazor Robotics para obtener acceso a sus sistemas de guía robóticos para ayudar a los cirujanos humanos en las operaciones de columna. Por su parte, Richemont, que posee un gran portfolio de marcas de lujo, se aseguró la capacidad de acceder de forma directa a sus consumidores con la adquisición de YOOX Net-A-Porter, una plataforma de comercio electrónico.

Otra de las características que definió la actividad de las fusiones y adquisiciones durante el año pasado fue el cambio en el comportamiento de los fondos de inversión y las firmas de capital riesgo, en el sentido de que cada vez se toman más decisiones que se asemejan a las que adoptarían inversores industriales, en lugar de las propias de los inversores financieros.

Por otro lado, los inversores activistas cada vez son más «importantes» en las fusiones y adquisiciones. Esto se debe, según Bain & Company, a que la compra por parte de otra empresa «produce rendimientos más altos que cualquier otra forma de tesis activistas», en comparación con el gobierno corporativo, la compensación de ejecutivos o la estrategia empresarial.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top