El Ibex recupera el 9.100 por la mínima en una sesión de transición

EXPANSION, Mercados

Imagen reciente del interior de la Bolsa de Madrid EFE

Los inversores europeos han hecho un nuevo alto en el camino tras los avances de ayer y después de que el discurso sobre el Estado de la Unión de Donald Trump apenas deparara sorpresas. El inesperado bajón en los pedidos industriales de Alemania ha devuelto el protagonismo a la desaceleración, en medio de otra batería de resultados. El Ibex ha sumado un 0,10% hasta los 9.100,90 puntos.

La escasez de referencias, más allá de la avalancha de resultados empresariales, aumentó la expectación previa al discurso sobre el Estado de la Unión de Donald Trump. Los inversores no descartaban que en su mensaje incluyera alguna novedad sobre los avances a la hora de sellar una tregua comercial con China. Las Bolsas europeas se anotaron ayer subidas de hasta el 2% en el Ftse 100 británico. Finalmente, Donald Trump apenas deparó sorpresas en su discurso, y los analistas apenas apuntan como novedad el uso de una retórica menos beligerante. Ante esta ausencia de novedades, los índices se han movido durante toda la sesión en rangos estrechos para cerrar en niveles similares a los de ayer.

La jornada en Europa arrancó con un nuevo síntoma de desaceleración económica. Uno de los pocos datos macro relevantes de la jornada, el de pedidos industriales en Alemania, ha registrado un bajón del 1,6% en diciembre. La cifra contrasta con el repunte del 0,3% que habían previsto los analistas consultados por Reuters. El euro ha reaccionado con leves descensos, y en su repliegue ha perdido el nivel de los 1,14 dólares habitual en los últimos días. Por el contrario, las compras se han abierto paso tímidamente en la cotización de la libra. La divisa británica mantiene los 1,29 dólares, ante la resistencia de Bruselas a la hora de abrir una renegociación del acuerdo sobre el Brexit alcanzado en su día con Theresa May y rechazado por el Parlamento británico.

El Ibex ha cerrado con cambios mínimos que al menos le sirven para consolidar la subida lograda ayer, cuando puso fin a una racha de cuatro caídas consecutivas. El selectivo ha sumado un 0,10% hasta los 9.100,90 puntos.

Los bancos han mejorado el tono de las jornadas anteriores y ha sido el que ha posibilitado el cierre en positivo del selectivo. Banco Sabadell ha rebotado un 2,94% y ha roto una racha de siete caídas consecutivas en la que ha perdido cerca de un 20% de su valor en Bolsa. El banco sale de mínimos históricos y se acerca al nivel de los 0,9 euros. La remontada ha alcanzado también al resto del sector. Bankia ha sumado un 2,24%; Bankinter, un 1,45%; Santander, un 0,46%; BBVA, un 0,34% y CaixaBank, un 0,14%. Entre los pesos pesados, Inditex ha corregido un 0,52% tras subir ayer un 3%, mientras que Telefónica se ha anotado un alza del 0,07%.

El sector estrella del Ibex en 2018, el energético, es uno de los grandes beneficiados del abaratamiento en los costes de financieros propiciado por el retraso en los plazos barajados por el BCE para comenzar a subir los tipos de interés. Las energéticas se enfrentan en cambio a posibles cambios regulatorios, con propuestas como la de la CNMC para controlar su deuda y su dividendo. Naturgy, disparado un 15% en 2018 en un año en el que el Ibex acabó perdiendo un 15%, ha recibido hoy una mejora de valoración que no da margen para nuevas subidas. JPMorgan ha revisado al alza su precio objetivo, desde los 21,5 hasta los 23,5 euros por acción, frente a los 24,37 euros con los que cerró ayer. Sus títulos han cerrado con una caída mínima del 0,04%.

A falta de nuevos resultados empresariales, Dia sigue acaparando buena parte de la atención de los inversores de la Bolsa española. El grupo de alimentación se disparó ayer un 63%, hasta los 0,70 euros, por encima de los 0,67 euros fijados en la opa lanzada por el magnate ruso Mikhail Fridman. En la sesión de hoy ha sumado otro 4,31% hasta los 0,73 euros. Desde HSBC, sus analistas no ven claro una mejora en la oferta, y se limitan a ajustar su valoración a los 0,67 euros fijados en la opa.

Las Bolsas europeas han cerrado con mínimos cambios. La contracción inesperada en los pedidos industriales de Alemania ha enfriado los ánimos de los inversores ante una nueva batería de resultados empresariales. Así, el Dax ha cedido casi un 0,4%. Las últimas caídas de la libra, sin embargo, han impulsado al Ftse 100 británico a máximos anuales, ayudado también por petroleras y mineras.

El sector financiero europeo, desinflado la semana pasada, ha vuelto a ser protagonista hoy por la publicación de los resultados de BNP Paribas, ING, Raiffesein Bank y Nordea. BNP (+1,8%) ha ajustado a la baja sus previsiones como consecuencia de unos resultados del cuarto trimestre de 2018 más débiles de lo esperado. ING, por su parte, se ha disparado un 6,1% tras la publicación de unas cifras superiores a lo previsto. El banco nórdico Nordea (+1,2%) y el austriaco Raiffeisen Bank (+1,0%) ha registrado menores sobresaltos en Bolsa con la publicación de sus cuentas.

Los resultados han provocado caídas del 1,8% en Daimler en la Bolsa de Fráncfort, mientras que en la de París, ADP (Aeroports de Paris) ha cedido un 1,7% una vez confirmado el rechazo del Senado francés a los planes de privatización del gestor de aeropuertos. El Ftse británico ha contado hoy con el impulso de Vodafone, animado en Bolsa un 1% por la recomendación de ‘comprar’ emitida por Bank of America Merrill-Lynch. En la Bolsa de Oslo, Norwegian Air ha sumado un 2,4% y se repone de sus últimos desplomes al anunciar un 13% de aumento en su tráfico aéreo de enero.

Sin grandes novedades procedentes de EEUU, y con la Bolsa de Shanghai cerrada como en las sesiones anteriores debido a la celebración del Nuevo Año Lunar, la calma se ha impuesto en la renta variable asiática. El Nikkei de Tokio ha finalizado un 0,14%.

Los inversores se resisten a deshacer posiciones en la deuda pública, en medio de los nuevos síntomas de desaceleración y de las políticas monetarias más prudentes de los bancos centrales. El interés exigido al bono español a diez años, con una evolución inversa a su precio, se mantiene cerca de mínimos desde el pasado verano, en el 1,25%. La prima de riesgo se acerca a los 110 puntos.

En el mercado del petróleo, a la espera de mayores novedades sobre Venezuela, el barril de Brent intenta renovar sus máximos anuales por encima de los 62 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se cambia por 54 dólares.

Leave a comment

Back to Top