Goldman Sachs destaca la fortaleza de Santander: es de los bancos más rentables y resistentes de la UE

Empresas, EXPANSION

Edificio de Santander. Bloomberg NewsEXPANSIÓN

Los países en los que está la entidad crecerán un punto por encima de la zona euro.

Los responsables de Santander dedicaron, en la última presentación de resultados del grupo, una parte sustancial de su tiempo a destacar el modelo de negocio del banco, basado en la diversificación geográfica (mezclando presencia en países desarrollados y emergentes). Este modelo, según reivindicaron, les ha permitido durante la última década ser uno de los bancos globales más rentables, resistentes y estables, y auguraron que el mercado acabaría reconociéndoselo.

El pasado viernes, Goldman Sachs evidenció que sí se cree la estrategia de Santander. En un informe especialmente dedicado a la entidad presidida por Ana Botín, los analistas del banco de inversión estadounidense destacan las fortalezas (algunas de las mismas, no reconocidas) de la entidad.

Los analistas de Goldman apuntan a la diversificación geográfica de Santander como una de las claves del banco. Pese a que es una entidad europea a efectos de domicilio, «no lo es en cuanto a su mix de negocio», puntualizan, mientras destacan que más de un 40% de los ingresos del grupo el pasado año procedieron solo de Brasil y Chile.

Los mercados seleccionados por Santander para desarrollar su negocio son otro acierto, en opinión del equipo de análisis de Goldman, y suponen otra fortaleza para la entidad, ya que son más dinámicos económicamente que los de la banca europea en su conjunto. El PIB del mix de países del banco cántabro crecerá anualmente un 2,3% entre 2019 y 2021, frente al crecimiento medio del 1,5% previsto en la zona euro.

Un banco sin pérdidas

Además de localizarse en mercados de mayor crecimiento, el hecho de competir en diversas geografías permite a Santander, según resaltan desde Goldman, presumir de ser uno de los tres únicos bancos europeos (junto con BNP Paribas y Société Générale) que no ha presentado pérdidas durante ninguno de los últimos 15 ejercicios a pesar de la crisis financiera global y de la zona euro. Si un año falla una filial, hay otras que crecen por encima de lo previsto y compensan la cuenta de resultados. Es decir, que los ingresos crecen, pero además lo hacen «con la menor volatilidad de todos los bancos de la zona euro que se analizan», añaden estos analistas.

Otra ventaja competitiva de la que disfruta el grupo presidido por Ana Botín merced a su diversificación es la resistencia de sus ratios de capital, pese a que las mismas sean comparativamente más bajas que las de las otras grandes entidades bancarias europeas. «Las ratios solo serían comparables si fuera probable que fueran a sufrir unos grados similares de merma en caso de suceder un shock similar», alegan los analistas del banco de inversión, que subrayan, en este sentido, que los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea de 2018 han situado Santander como uno de los dos bancos con menores caídas de capital en un escenario adverso.

Con estos mimbres, «Santander se proyecta como uno de los bancos europeos más rentables», señalan los autores del informe, que constatan que la entidad registró una rentabilidad (ROTE) del 12% el pasado ejercicio y estiman que ascenderá hasta el 13,5% en 2021. El sector bancario del Viejo Continente, de media, se sitúa, por su parte, en el entorno del 10%.

Goldman Sachs le pone cifras a lo que considera una infravaloración («el mayor descuento en 10 años») de Santander por parte del mercado. Sus analistas estiman que el valor del grupo se elevará entre un 30% y un 60% en un plazo medio. Concretamente, frente al precio actual, de 3,96 euros por acción, consideran que en un año el precio objetivo de la entidad rondará los 6,18 euros, un 55% más.

Leave a comment

Back to Top