Borja Prado deja Endesa tras situarla en máximos en Bolsa

Empresas, EXPANSION

Borja Prado dejará hoy la presidencia de Endesa.

Borja Prado dejará hoy la presidencia tras una década pilotando una gran transformación de la primera eléctrica en España.

Borja Prado, presidente de Endesa, tiene previsto dejar hoy el grupo tras la junta general de accionistas de una compañía que, a fecha de hoy, sigue siendo la primera eléctrica en España. Borja Prado llegó a la presidencia de Endesa en 2009 con el beneplácito del grupo italiano Enel como nuevo accionista de control, una vez que éste incrementó su participación desde un 50% a un 92%.

En casi una década, Borja Prado ha pilotado una profunda transformación de Endesa y una exhaustiva adaptación de los negocios. Deja una compañía que, con una capitalización cercana a los 24.000 millones de euros, ahora cotiza en máximos históricos en términos de valor de la acción ajustado por dividendos, otra de las grandes innovaciones de la empresa, de la que además de Enel se han beneficiado 200.000 inversores minoritarios y fondos de inversión.

La junta ratificará el nombramiento de otros consejeros como Helena Revoredo e Ignacio Garralda como independientes. Además, procederá al nombramiento, también como independiente, de Juan Sánchez-Calero Guilarte. En un consejo inmediatamente posterior a la junta, Sánchez-Calero será nombrado presidente no ejecutivo. Por primera vez en Endesa el consejero delegado, José Bogas, asumirá oficialmente todo el poder ejecutivo del grupo.

Etapa de consensos

Empieza así una nueva etapa en la compañía, que en los últimos 10 años ha vivido una profunda metamorfosis para adaptarse al mercado, proceso en el que Borja Prado ha jugado un papel institucional y empresarial clave.

Borja Prado se ha caracterizado sobre todo por su capacidad de búsqueda de consensos entre los distintos grupos de interés de la compañía, en muchas ocasiones en situaciones complejas. Borja Prado, que antes de ser presidente de Endesa formó parte de su consejo como vocal independiente, fue asesor financiero de la familia Entrecanales en la oferta de adquisición que este grupo lanzó en 2007 sobre Endesa, junto a Enel. Luego fue la llave para el acuerdo por el que Enel se quedó con la mayoría del capital manteniendo la españolidad del grupo.

Su década como presidente ha fortalecido a la eléctrica dentro de un ambicioso proceso de reordenación de negocios y de balance, que ha conllevado algunas operaciones históricas. Entre otras, se incluye la ampliación de capital de la filial chilena Enersis en 2013 -la mayor de la historia de Chile en su momento-, el posterior traspaso de los activos latinoamericanos a Enel, que generó el mayor dividendo de la Bolsa española, la recolocación del 22% de Endesa en el parqué, que sigue siendo la mayor OPV desde entonces, y la adquisición del 100% de la filial de renovables, que Endesa compartía con su principal accionista.

Relación institucional clave

Al margen de operaciones corporativas, Borja Prado, que ha trabajado con tres Gobiernos distintos, cinco ministros diferentes en el sector, tres consejeros delegados de Endesa y dos consejeros delegados de Enel, destaca sobre todo por su papel institucional para resolver problemas que llevaban años enquistados. Endesa, que a pesar del peso de su principal accionista, ha conservado un consejo con mayoría de independientes, ha mantenido fluidas relaciones institucionales con los distintos Gobiernos para resolver problemas como el déficit de tarifa eléctrico o el cierre anticipado de las centrales nucleares. Gracias a la titulización que hizo el Gobierno socialista del déficit de tarifa, Endesa se quitó una losa de 12.000 millones de deuda que la situaba al borde de la quiebra. El grupo logró extender la vida útil de las nucleares, activo esencial para el mercado eléctrico, donde Endesa marcó un antes y un después con su política de dividendo, luego imitada por otras compañías.

Hace tres años, el grupo fijó un 100% de pay out (parte del beneficio destinado a remunerar al inversor). Esta estrategia, que ha proporcionado más de 5.000 millones de dividendos a los accionistas desde 2016 hasta hoy (más de 3.200 millones para Enel), ha sido seguida luego por otros grupos como Naturgy.

Leave a comment

Back to Top