Alcoa: la CNMC ve riesgo de ayudas ilegales

Empresas, EXPANSION

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

El Gobierno paraliza la aprobación del estatuto electrointensivo ante las dudas del regulador.

La carrera contra reloj por encontrar un comprador para las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña se ha topado con un serio obstáculo. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera en un informe publicado ayer que el real decreto con las ayudas a las grandes industrias tiene un «elevado riesgo» de constituir ayuda de Estado y debería haberse remitido a Bruselas para garantizar que es legal.

Tras conocer el contenido de esta advertencia, el Gobierno ha decidido no aprobar en el Consejo de Ministros de hoy el nuevo estatuto del consumidor electrointensivo, que queda ahora pendiente de lo que decida el Ejecutivo que salga de las urnas, según informaron los sindicatos ayer, tras la reunión de la mesa de seguimiento del ERE de Alcoa.

En esta norma se recogen subsidios por hasta 160 millones de euros para amortiguar las subidas de la luz a las grandes industrias y convencer así a los interesados en la compra de las dos fábricas de Alcoa.

Aparte de quejarse del escaso tiempo para elaborar el informe, el regulador pide al Gobierno que, por criterios de «prudencia» y para «evitar inseguridad jurídica», notifique las medidas a la Comisión Europea. Hay medidas que pueden «beneficiar económicamente a un colectivo concreto de operadores», por lo que «debe analizarse debidamente su ajuste con la normativa de ayudas de Estado».

También advierte de la «provisionalidad» de muchas de las medidas incluidas. La más ambiciosa es la compensación de los costes indirectos del CO2, que pasarán de 6 millones en 2018 a 76 millones en 2019, con opción de alcanzar los 100 millones. Sin embargo, esta iniciativa no podrá aplicarse por el momento porque depende en realidad de unos Presupuestos Generales del Estado que no están aprobados.

Se necesita además, dice el regulador, un marco jurídico que aporte «mayor certidumbre para los consumidores electrointensivos y contemple un horizonte de aplicación de mayor duración».

Su cálculo es que el impacto de las medidas que sí podrán aplicarse ronde los 41 millones de euros. Entran en esta categoría las exenciones a los pagos por capacidad -el dinero que se destina a retribuir a las centrales eléctricas de respaldo- y al servicio de interrumpibilidad con el que se premia precisamente a las industrias por modular su demanda cuando lo requiere el sistema.

La ayuda se dirige a industrias con un consumo anual de 40 gigavatios hora (GWh) y más del 50% de su actividad por la noche. Dentro de este grupo, indica la CNMC, hay 278 puntos de suministro que consumen 47.198 GWh al año -España en su conjunto demandó 288.638 GWh en 2018-. El 44% de esta demanda industrial la acapara la metalurgia, frente al 14% de la química, el 8% del papel y el 7% del refino.

El 15 de abril concluyó el periodo para presentar ofertas no vinculantes por las plantas de Alcoa. Los interesados ven clave la existencia de ayudas públicas.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top