La presión del usuario obliga a la banca a adoptar nuevos métodos de pago digitales

Empresas, EXPANSION

Entreprise Ireland analiza el sistema ‘fintech’ internacional. BBVA, ejemplo a la hora de consolidar alianzas e inversiones estratégicas.

La transformación digital se ha convertido en un reto para los proveedores de pago tradicionales. Los nuevos modelos bancarios y las empresas de pagos alternativas han variado un ecosistema hasta hace poco cerrado, que se ha visto sacudido por la aceptación de las nuevas tecnologías y los cambios en las expectativas de los consumidores.

La insatisfacción con las opciones de pago ya existentes, que son percibidas como lentas, complejas, inflexibles y poco transparentes por parte de los usuarios, es cada vez mayor, según la investigación Paytech, reinventando las transacciones, supervisada por Enterprise Ireland, la agencia de innovación del Gobierno irlandés y segundo mayor inversor en fintech del mundo. Por ello, los bancos tradicionales apuestan cada vez más por la disrupción a la vez que los negocios tecnológicos moldean un ecosistema de pagos completamente diferente.

Según el informe, la falta de innovación en la banca tradicional la hace ser percibida como carente de agilidad y de las capacidades necesarias para promover una transición abierta e intuitiva, que aporte métodos más seguros para el pago con tarjeta, así como de realizar transacciones internacionales entre cuentas. Por ello, la colaboración de los bancos con las fintechs es vital.

El documento destaca a BBVA, un banco tradicional, como un buen ejemplo por sus alianzas e inversiones estratégicas para suplir esta demanda. La inversión en Atom Bank (un banco exclusivamente para móviles) y las adquisiciones de Simple (un banco en línea) y Holvi (que atiende a empresarios y trabajadores autónomos), son citadas como ejemplo de adaptación a los nuevos tiempos.

«En un mundo en el que los smartphones están en todas partes, los consumidores esperan soluciones de pagos universales y disponibles las 24 horas del día siete días a la semana a través de diferentes canales. Las distintas opciones derivadas del paytech ofrecen soluciones para toda la industria que generan confianza para el consumidor y, a la vez, menores costes y mayor eficiencia operacional y regulatoria para los proveedores de pagos», señala Raúl Marigorta, experto en fintech de Enterprise Ireland.

Cambios regulatorios

El estudio también subraya cómo cambios regulatorios recientes como la directiva sobre servicios de pago PSD2 o el Reglamento General de Protección de Datos y su impacto en la industria pueden impulsar el uso de tecnologías como el machine learning, la inteligencia artificial, el big data o el blockchain.

Según el informe de Frost & Sullivan La banca como vehículo para proporcionar agilidad y flexibilidad a los servicios financieros, el uso de las API (interfaces de programación de aplicaciones) constituye una manera efectiva de crear un negocio más flexible y ágil. Se prevé que la tasa de crecimiento anual compuesto de las transacciones de API en el sector bancario sea del 22,4% en el período 2016-2023.

«La implementación de tecnologías avanzadas facilita la automatización y el análisis predictivo. Las aplicaciones basadas en estas capacidades aportan valor a muchas funciones. Los productos, servicios y modelos de negocio innovadores crean nuevas oportunidades de crecimiento e incrementan la agilidad de las empresas», explica Adrian Drozd, director de investigación TIC de Frost & Sullivan y autor del estudio.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top