Abanca repite beneficio y gana 156 millones hasta marzo

Empresas, EXPANSION

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

Abanca cerró el primer trimestre de 2019 con un beneficio neto de 156 millones de euros, cifra muy similar a los 155,3 millones obtenidos en idéntico periodo de 2018.

Según informa Abanca, el resultado obtenido se asienta en la creciente capacidad de generación de ingresos mostrada por la entidad, tal y como refleja el incremento del 7,1% de su margen bruto, que alcanza los 284,4 millones de euros.

Dentro del capítulo de ingresos recurrentes destaca el avance de los ingresos por prestación de servicios, que crecen un 8,2%. Todas las partidas comparten la evolución positiva: los ingresos por servicios bancarios crecen un 13,4%, los procedentes de cobros y pagos un 9,7% y los generados por venta de seguros, planes y fondos un 1,8%.

El volumen de negocio se situó por primera vez por encima del nivel de los 70.000 millones de euros tras registrar a cierre del primer trimestre un incremento interanual del 6,5%.

La cartera de crédito normal a clientes experimentó un crecimiento del 6,5%. En ella presenta un protagonismo cada vez mayor la financiación a empresas y autónomos, colectivos que recibieron en el primer trimestre del año 525 millones de euros en nuevas formalizaciones y suponen ya el 40% de la inversión crediticia total.

Los recursos captados de clientes aumentaron un 6,7%, con creciente protagonismo de los saldos a la vista y los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro.

Morosidad

Tras un nuevo descenso registrado en los primeros tres meses de 2019, Abanca acumula ya 21 trimestres consecutivos de reducción de saldos dudosos. Entre marzo de 2018 y marzo de 2019 estos activos se redujeron en un 28,9%, lo que ha permitido situar la tasa de morosidad en el 3,5%, ampliamente por debajo de la media del sistema financiero español.

La entidad dispone de una posición de liquidez de 12.344 millones de euros entre activos líquidos y capacidad de emisión de cédulas. Los activos líquidos cubren más del doble de los vencimientos de emisiones.

El ratio de capital total avanza en la diversificación de su estructura y se sitúa en el 17% phase-in (16,2% fully loaded). El capital de máxima calidad (CET1) ha quedado situado en el 14,8% phase-in (14% fully loaded).

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top