El Ibex se despide del mes de abril alcanzando nuevos máximos en el año

5 DIAS, Ibex 35

Una última sesión de mes muy intensa. Los resultados de las elecciones del pasado fin de semana en España seguirán sobrevolando la mente de los inversores, pero como señalan las principales casas de análisis habrá que esperar a los comicios del 26M para conocer los pactos. A falta de nuevos datos sobre quiénes compondrán el nuevo Ejecutivo, los inversores dirigen la mirada hacia los resultados empresariales y las referencias macro.

En un escenario en el que los temores de desaceleración crecen día a día, el dato de crecimiento de la zona euro ha insuflado algo de ánimo a los inversores, especialmente a la Bolsa española. El Ibex 35 ha sumado un 0,56%, ascenso que le lleva a registrar un nuevo máximo anual. El selectivo avanza un 3,57% en abril y queda a tan solo 30 puntos de los 9.600 puntos. En lo que va de año las ganancias de la Bolsa española alcanzan ya el 12%, unos ascensos generosos, pero insuficientes para anular los descensos del 15% del pasado ejercicio.

En la última sesión de abril, el Ibex se situó a la cabeza de Europa. Sin embargo, en el mes este puesto quedó reservado para el Dax alemán, que subió un 6,99%, en el que es su mejor mes desde diciembre de 2016. A la Bolsa alemana le siguió a cierta distancia el Cac francés que repuntó un 4,3% en abril mientras el FTSE británico avanzó un 1,9% y el Mib italiano, un 2,7%.

Principales cotizaciones

De vuelta a la sesión de hoy, la tarea del Ibex ha sido poner nota a los resultados de los tres mayores bancos de España, teniendo que digerir de una tacada las cifras de Santander, BBVA y CaixaBank en un día en el que el sector ha caído un 0,61% en Europa tras ser el principal protagonista de las subidas de la sesión de ayer. Santander, el segundo valor que más influye en el Ibex 35, ha presentado resultados esta mañana a primera hora, con un descenso del 10% en sus beneficios que ha cumplido las previsiones del mercado. Sin embargo, los inversores han hecho una lectura algo negativa de estas cuentas y la acción de Santander ha perdido un 0,18%.

BBVA presentó resultados ayer al cierre de los mercados, y a pesar de que cumplió con lo esperado, también recortó el resultado neto, como consecuencia, sus títulos cierran de forma prácticamente similar respecto a la apertura al subir un 0,06%. Por último en lo que al veredicto de los inversores sobre resultados bancarios se refiere, CaixaBank se ha llevado hoy la peor parte al encajar un recorte del 2,74% y convertirse en el peor valor del Ibex en la jornada. Sus beneficios de 533 millones de euros, un 24% menos que un año antes, han quedado algo por debajo de las previsiones, pero el margen de intereses ha estado en línea.

En la parte baja del selectivo español, Telefónica (-1,04%) ha acompañado a Caixabank debido a una rebaja en la recomendación de los analistas de Kepler Cheuvreux, que han pasado a aconsejar reducir el peso de la compañía en cartera desde su anterior valoración de mantener. Los expertos han rebajado su precio objetivo a los 6,7 euros por título, un 11% menos que el precio de cierre de ayer. 

En el lado opuesto, Cellnex y Repsol han encabezado las ganancias en el Ibex. Cellnex ha subido un 3,55% y Repsol un 2,61% tras presentar unos resultados en los que ha mejorado las previsiones con una caída del beneficio del 0,3%. También se espera la publicación de las cifras de Naturgy y REE. 

Además de en el lado de los resultados empresariales, la sesión de hoy ha sido muy intensa en lo que a grandes datos que indican el desarrollo de la economía se refiere, especialmente, en el viejo continente. 

En el crecimiento económico el comportamiento ha sido mejor de lo esperado y sugiere que quizás las previsiones de recesión en Europa fueron prematuras. El PIB español avanzó un 0,7% en el primer trimestre del año, una décima más de lo que se esperaba gracias al tirón de la construcción y los servicios, en términos interanuales, el crecimiento se sitúa en el 2,4%, también una décima por encima que en el periodo anterior. En la zona euro el PIB creció un 0,4%, mientras que Francia ha visto como su PIB se ha quedado estable en el 0,3%, con un aumento en el gasto de los hogares y en el consumo, y con descensos en la inversión, las importaciones y todo un frenazo en las exportaciones, que han pasado del 2,2% al 0,1%. 

Especialmente reseñable es el caso del PIB italiano, no por lo abultado de una tasa de crecimiento del PIB que ha sido del 0,2% en los tres primeros meses del año, sino por haber dejado atrás la recesión gracias a esa tímida subida.

Otro de los grandes indicadores del cual los inversores están muy pendientes por su elevada importancia a la hora de fijar la política monetaria del BCE es la inflación. En España, el IPC adelantado se ha situado en abril en el 1,5% interanual, dos décimas más que en marzo debido al efecto Semana Santa. En el caso italiano, el IPC también repuntó dos décimas en términos mensuales, hasta acumular un avance del 1,1% respecto a los precios de abril de 2018. Francia ha registrado en abril un aumento anual de sus precios del 1,2%.

Así mismo, también han trascendido datos referentes al desempleo. En la zona euro, la tasa de paro se situó en el 7,7% en el mes de marzo, un dato que contrasta con el 14,7% del primer trimestre de España. En Italia, en marzo la tasa de desempleo alcanzó el 10,2%, mientras que en Alemania solo un 3,2% de la población está en paro.

Más allá de Europa, la publicación de los datos de gestores de compras en la industria china esta madrugada, ha dejado una lectura al borde de la contracción. El índice PMI Caixin de abril baja a 50,2 puntos desde 50,8, cuando el mercado esperaba que mejorase hasta 51. Los 50 puntos separan la contracción de la expansión económica.

A pesar de este dato, la Bolsa china ha subido, porque interpreta que llegarán más estímulos oficiales, pero el resto de las Bolsas del área no han marcado tendencia clara, con Japón cerrado por la sucesión en el Trono del Crisantemo. 

En la renta fija, sigue la calma. La prima de riesgo española cotiza en 99,4 puntos (un punto básico menos) y el bono está en el 1,001%, marcando mínimos desde 2016. En el mercado de divisa, el euro sube un 0,17%, algo por encima de 1,112 dólares y el yen cede levemente hasta 111 dólares.

En el petróleo, el barril de Brent de referencia en Europa se paga un 1,08% más caro hasta los 72,82 dólares. La inestabilidad en Venezuela ante el intento de derrocar a Maduro junto con unas declaraciones de Arabia Saudí asegurando que baraja la posibilidad de extender los recortes de producción hasta el final de año han presionado el precio al alza.

Leave a Reply

Sé el primero en comentar...

Notificación
avatar
wpDiscuz

Back to Top